Todo sobre Orgasmos

Todo sobre Orgasmos

Un orgasmo

Dos orgasmos

Tres orgasmos…

 

¡Ohhhhhhh Ahhhh Uhhhhhh Ohhhh Eeeeeeel orgasmo!

Mejor conocido por los franceses como “Le Petite Mort” que en español quiere decir “la muerte chiquita” hace referencia al éxtasis que experimentamos cuando llegamos a ese grado de placer en el que nos desconectamos -por unos cuantos segundos- de nuestra propia conciencia y hasta de nuestro cuerpo…

Y bueno, es tal el desprendimiento que por eso se dice que “morimos” por un instante.

 

Quienes hemos experimentado esta increíble sensación –porque aunque ustedes no lo crean, hay mucha gente que nunca ha experimentado un orgasmo en tooooooooda su miserable vida-  podemos asegurar que además de sentir unos muy ricos escalofríos y hasta contracciones instantáneas muuuuuuuuuuuuuy intensas por todo nuestro cuerpo, llegamos a experimentar también otras reacciones más como la ruborización en el cuerpo, el pulso acelerado de nuestro corazón y hasta la piel toda chinita… y todo esto, en solo cuestión de segundos.

 

Lo cierto es que no existe ningún manual que diga lo que debes o no debes sentir al experimentar un orgasmo, igual y hay gente muy expresiva que grita como loca y otros que lo experimentan sin emitir un solo sonido o mejor dicho gemido y no por eso uno es más potente que el otro, esto lo digo porque yo soy muy expresiva y mi pareja no tanto, pero créanme que él llega a tal orgasmo que hasta sus ojos se le quedan en blanco.

 

Seguimos… El orgasmo además de producir mucho, pero muuuuuuuuuuuucho placer, ayuda a que nuestro cuerpo libere endorfinas, que son las hormonas encargadas de relajarnos y darnos un efecto analgésico a nuestro organismo, debido a eso se dice que el sexo es un buen alivio para los dolores de cabeza, en mi caso por ejemplo, que sufro de migrañas, suelo masturbarme a los primeros indicios en los que siento esa espantosa pulsación en el cerebro, en ese momento lo primero que hago es sacar mi adorado Heaven y probar todas y cada una de sus velocidades, digo podría hablarle a mi novio, pero con migraña, nadie –ni siquiera yo misma- me soporto, por lo que recurrir a mis juguetes es siempre lo más indicado.

 

Además del Heaven, que por ahora es uno de mis juguetes favoritos, tengo una gran colección de juguetitos multiorgásmicos que desde siempre he cuidado como si fueran mi más preciado tesoro y que justamente ahora en la cuarentena los valoro muchísimo más, ya que les he sacado mucho, ¿qué digo mucho? muchísimo provecho.

Y es que nada como una buena masturbada para liberar todo ese stress combinado con ansiedad, que últimamente [email protected] llevamos dentro.

 

Pero volvamos a mi colección de juguetes, como les dije además del Heaven que es mi consentido y no sólo porque sea el más nuevo de todos, sino porque créanme cuando les digo que se trata de todo un acontecimiento en el mundo de los masajeadores y que definitivamente toda mujer debe de experimentar esa doble ¡si doble! estimulación con 10 intensidades de succión, que literal, te llevan al cielo y de regreso, tengo también un Multiorgasmico Wow Rabbitender que aaaaaaaaaaaamo, ya que me da unos deliciosos golpecitos verdaderamente electrizantes que bueno, para que les cuento, también tengo un Satisfyer al que le tengo un muy especial cariño ya que fue uno de mis primeros masajeadores y…¿cómo no hablar de mi vibrador Multiorgasmico Rabbit-Tastic? que en lugar de pulsaciones hace unos movimientos –de sube y baja- hasta llegar a lo más profundo de mi ser, por llamarlo de alguna manera…

La verdad es que las opciones son muchas, el chiste aquí es escoger el –o mejor dicho- los que más te hagan vibrar… ¡así de fácil!

 

Algo que creo necesario hablar es que el orgasmo femenino es muy, pero muuuuuuuuuuuy distinto al masculino, de entrada, nosotras nos tardamos más, un poquito más, claro, esto cuando estamos con ellos ya que cuando estamos solas con nuestros juguetes sexuales, como dije anteriormente es otra historia muy distinta, ya que nos toma 3 o 4 minutos como máximo.

Y bueno, además nosotras podemos experimentar muchos orgasmos mucho más seguidos que ellos, esto es uno tras otro, tras otro, lo que se conoce como orgasmos múltiples… Punto para nosotras.

 

Lo que nos lleva a otra pregunta:

¿Los hombres –sobretodo los heterosexuales- pueden hacer uso de nuestros juguetes?

De entrada, los masajeadores no, ya que esos son 100% exclusivos para nosotras, pero con los rabbits podría ser ya que aunque se consideran juguetes exclusivamente femeninos, digo sus orejas vibratorias y su eje giratorio, están diseñados especialmente para estimular el clítoris y el punto G, algunos hombres pueden verse un poco creativos y utilizar esas lindas orejitas para estimular la cabeza de su pene y/o sus testículos, el chiste aquí –según lo que me han contado- es sostener el eje del conejo junto al pene para obtener una sensación vibratoria en todo el cuerpo.

Pero lo ideal es –si ya sé que este es un tema escabroso que siempre causa mucha controversia- es que los usen en el ano y para esto lo mejor son los vibradores prostáticos que estimulan el punto P, yo le acabo de comprar a mi novio uno maravilloso, el Wow Temptation Force, ese trae un anillo para pene y otro para la base de los testículos y lo cierto es que su tamaño no es tan grande como para intimidarlo, por lo que es muy fácil de introducir en el ano, eso si, hay que tener una mente muy abierta y mucho lubricante, ya una vez adentro y prendido con sus distintas velocidades, van a sentir –tanto ustedes como él- la erección mucho, pero mucho más potente y bueno, llegará al orgasmo de una manera irreal… claro, según lo que me cuenta, aunque eso si, hay que tener en cuenta que la eyaculación y el orgasmo no es lo mismo, ya que hay hombres –y si, me han tocado- que eyaculan sin llegar al orgasmo.

 

Ya para acabar les voy a enlistar otras cualidades más del orgasmo:

 

1.- Mejora el flujo sanguíneo: El clímax aumenta el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria, la presión arterial y la circulación sanguínea, lo que ayuda a oxigenar las células del organismo.

 

2.- Acaba con el stress: Un orgasmo libera endorfinas, dopamina y oxitocina, hormonas que ayudan a aumentar la felicidad y disminuir la depresión, indispensable para estos tiempos de incertidumbre.

 

3.- Te ayuda a dormir: Gracias a la liberación de endorfinas se trata de un sedante natural, otro plus en estos tiempos de insomnio ¿o no?

 

4.- Es sano para el cerebro: Este órgano se alimenta con el oxígeno que se genera durante la relación sexual… ¡Wow!

 

5.- Analgésico natural: El clímax no solamente alivia los dolores de cabeza sino que también los menstruales, algunos estudios demuestran que las mujeres pueden tolerar el dolor hasta en un 110% más, después de la estimulación del punto G, además de que la liberación de endorfinas desconecta las terminaciones nerviosas por algunos minutos.