Sexo anal para principiantes

Sexo anal para principiantes

TODO LO QUE QUIERES SABER DEL SEXO ANAL… PERO TEMÍAS PREGUNTAR

El sexo anal es un acto que cada vez está siendo más explorado –y explotado- por todo el mundo, sin importar el género, ni las preferencias sexuales, es decir que tanto hombres como mujeres, homosexuales y heterosexuales lo están practicando, lo que significa que este tipo de placer no respeta a nada, ni a nadie…

Lo cierto es que todavía para algunas muchas personas el sexo anal sigue siendo un tabú, pero bueno, este tipo de personas no van a leer este artículo así que las vamos a ignorar por completo… ¿estamos?

¡Ahhhh y otra cosa! Para [email protected] los que no lo sepan los hombres heterosexuales también disfrutan y mucho del sexo anal, de hecho, a la práctica se le conoce como pegging y no solamente se trata de dar, sino que también de recibir, así que no se saquen de onda si su novio les pide que les metan el dedito o unas bolitas un plug u otra cosa más, siempre y cuando no se trate de un vibrador de más de 30 cm, fuera de eso, todo lo demás es 100% normal.

Ya con todo esto aclarado, aquí les voy a compartir algunos puntos que hay que seguir al pie de la letra antes de iniciarse en el sexo anal:

  1. El ano y la vagina no son iguales

Al ano hay que lubricarlo… ¡y mucho!

Lo que significa que los lubricantes son bá-si-cos para el sexo anal, para que lo sepan los hay de 2 presentaciones, los que están hechos a base de agua, que puedes utilizarlos en cualquier ocasión, ya sea con o sin juguetes sexuales y con condones o sin ellos, estos la verdad es que son los más prácticos y los más fáciles de limpiar.

Y por otro lado están los que están hechos a base de silicona, que son Ideales para esas laaaaaaaargas sesiones de sexo, ya que tienen poco desgaste, igualmente se pueden utilizar bajo el agua ya que no se diluyen tanto, eso si, cuando acabes hay que lavarse muy, pero muuuuuuuy bien nuestras partes nobles y también hay que tener cuidado con las sábanas ya que dejan manchas difíciles de quitar.

…Ahh y si, hay que tomar en cuenta que existen lubricantes –tanto a base de agua como a base de silicona- especiales para el sexo anal y que son buenisisisisisisisisimos ya que relajan el esfínter y hacen que la penetración sea mucho –pero mucho- más amable y placentera.

 

 

2.Limpieza profunda

Hay que estar muy… pero muy limpios en ese lugar al que no le da el sol, por lo que se recomienda un lavado profundo, antes y después del acto, para esto lo ideal son las duchas anales, no lo voy a negar en un principio son un tanto difíciles de usar, pero una vez que le agarras el chiste, no las dejaras jamás.

 

3. De un lado pa´l otro.

No es nada recomendable, utilizar algo –desde el pene hasta juguetes- en el ano y luego transferirlos a la vagina o a la boca, esto lo digo con el fin de evitar posibles infecciones…

Ahora que si se va a dar un beso negro el cual es muuuuuuuuuy recomendable para este tipo de iniciación, es por demás indispensable el punto 2… ¿estamos?

4. Juguetes sexuales

Al sexo anal –no está de más- darle una ayudadita, por lo que aquí una pequeña lista de todas las cosas que puedes utilizar para entrar sin ningún problema por la puerta de atrás.

Hablando de juguetes sexuales hay de todo y para todos los gustos, el chiste está en probarlos y decidir cuáles son los mejores para ti y para tu pareja, y es que estos van desde plugs –los más recomendables para este tipo de práctica- y bolas anales hasta estimuladores anales, en todos estos casos hay kits que van de menos a más -en lo que a penetración se refiere- facilitando la dilatación del ano de una forma paulatina.

Hablando de plugs que repito, es lo que yo más recomiendo para empezar hay de todo plugs elásticos, de silicona, en neopreno, kit de plugs de distintos tamaños.

–tanto para ellos como para ellas- de metal e incluso plugs de cerámica y de cristal, estos últimos se pueden manipular con frío y calor.

Los hay también con vibración y hasta existen unos que se pueden inflar en el interior…

El chiste aquí es escoger uno –o varios- que se ajuste a tus gustos y necesidades,

por lo que una visita a Erotika Love Store o bien a su sitio donde podrás

decidirte por el plug ideal, sobre todo, si eres virgen… en el tema.

 5. Tiempo al tiempo

Es muy importante mencionar que hay personas que consiguen la penetración anal completa y satisfactoria a la primera vez y otras que quizás necesiten más tiempo, pero eso si, hay que tener en cuenta que el sexo anal no debe de ser doloroso, quizás al principio –un poco- pero luego es puro placer, por lo que hay que respetar el tiempo –y el ano- de cada uno.

 6. Ahh ¿Y qué es eso del Pegging?

Pues consiste en un intercambio de roles en el que las mujeres realizan una penetración anal al hombre, ya sea con algún tipo de juguete erótico -dildo o arnés- o con el dedo. Esta práctica sexual se ha hecho cada vez más común ya que se obtiene un doble placer, por una parte, mediante la penetración anal se produce la estimulación del punto P que aporta al hombre un orgasmo mucho más intenso, mientras que por otra parte la mujer pasa a tomar una posición más dominante y excitante… ¿Qué dicen? ¿Están [email protected] para experimentarlo?