Propósitos que mejoran –y mucho- tu vida sexual

Propósitos que mejoran –y mucho- tu vida sexual

¿Y tú ya hiciste el balance de todo lo que nos sucedió en los trescientos sesenta y pico días que dejamos atrás?

 

La idea aquí –según yo- es ver primero todas esas cosas positivas que nos sucedieron y nos hicieron vibrar y bueno, tampoco olvidarnos de esas pequeñas cosas que no nos salieron tan bien, si, ni modo, no somos [email protected]

 

Y ya con esa lista de los pros y contras del año pasado, hacer una lista nueva, la lista de propósitos para este 2020, que justamente acaba de arrancar, bueno, en realidad ya lleva un poco más de 2 semanas, pero… ¿quién está contando?

 

La verdad es que en lo que a propósitos se refiere, están los clásicos, típicos y universales, que [email protected] y cada [email protected] de [email protected] tenemos año con año y que en realidad son los mismos de todos los años -con unas cosas más, unas cosas menos- lo que sí, es que [email protected] queremos perder unos kilos, hacer dieta, ir al gimnasio, etcétera, etcétera… ¿o no?

 

Pero este año será diferente y es muuuuuuuuuuy probable que logres cumplir estos propósitos

 

¿Sabes por qué?

Porque vas a descubrir que estos propósitos están muy ligados a tu vida sexual

¿Y quién no quiere una vida sexual activa, cachonda y placentera para este 2020?

 

Empezamos con la dieta ¿va?

 

Es muy importante destacar que la alimentación y la sexualidad se relacionan estrechamente, ya que uno de los factores para una buena vida sexual es la salud, que a su vez se relaciona con la alimentación, es decir es un círculo vicioso.

Lo primero que debemos de tener en mente es que una alimentación balanceada puede potencializar tu vida sexual… así de simple

Esto es algo bastante obvio, digo, una persona con energía baja no va a tener un buen rendimiento sexual ¿o no? de hecho, en muchos casos la mala alimentación puede reducir significativamente el deseo sexual.

Por otro lado, la alimentación y la sexualidad son dos de los principales factores de satisfacción corporal, puesto que cubren las necesidades de supervivencia y reproducción… Y aunque esta última puede ser cero, pero ceeeeeeeeeeero llamativa para [email protected] de [email protected] -yo 100% incluida- pero bueno, es un hecho que nuestro cuerpo ante la sexualidad responde bombardeando el sistema de hormonas positivas, igual y cómo funciona una droga.

 

Se dice que muchos alimentos “afrodisiacos” pueden potenciar nuestro rendimiento sexual.

Así que por aquí les voy a dar una lista de las frutas y una que otra verdura, que nos van a ayudar a cuidar la dieta y rendir al máximo… ¿estamos?

Fresas: Cuando oímos la palabra “afrodisíaco”, nuestra mente piensa en fresas y es que las hemos visto en varias escenas de películas, pero… ¿qué tienen las fresas de especial? Ajá, pues resulta que las fresas afectan de forma directa a las glándulas endocrinas, de forma que liberan a nuestro organismo del estrés.

Granada: El zumo de esta fruta aumenta en un 30% los niveles de testosterona

¡Si leyeron bien, un 30%!

Aguacate: Esta fruta, porque es fruta ehhh… contiene una alta cantidad de vitamina E y D, lo cual influye en la capacidad como un estimulante sexual.

Higos: Aumentan nuestros niveles de serotonina gracias a sus componentes, el magnesio, potasio y vitamina C entre otros.

Plátano: Contiene bufotenina, un alcaloide químicamente similar a la serotonina, que aumenta el impulso sexual, y bueno ya de su forma, mejor ni hablamos…

Sandía: Contiene citrulina y arginina, que aumentan la libido y ayudan a que el cuerpo libere óxido nítrico, un compuesto que relaja los vasos sanguíneos ayudando a la excitación.

Chile: Su capacidad para liberar endorfinas puede causar un ‘subidón’ en el estado de ánimo, además el calor que genera el chile calienta el cuerpo desde adentro hacia afuera. ¡UFFF, me consta!

 

¿Y el ejercicio?

A ver, existen dos cosas por las que el ejercicio te ayudará –y bastante- a potenciar tu rendimiento sexual -sobre todo si eres mujer- para empezar el ejercicio ayuda a liberar hormonas, mismas que causan una sensación perfecta para recibir adecuadamente estímulos positivos como los sexuales.

Además de que la vitalidad aumenta con el ejercicio, por lo que ante una situación sexual el organismo va a responder con mucho más favorablemente a lo que pasaría si estamos [email protected] o [email protected]

Por otro lado, y esto puede ser bastante obvio también, es que el ejercicio ayuda a mejorar el rendimiento sexual a nivel muscular y es que el ejercicio ayuda a fortalecer tus músculos y te acostumbra a movimientos estereotipados y repetitivos.

El ejercicio también evita que sufras calambres o agotamiento, además ayuda a controlar la respiración por lo que tu cuerpo puede recibir mayor oxigenación manteniendo un flujo sanguíneo idóneo para irrigar tus puntos erógenos.

 

Así que… ¿Qué esperas para empezar la dieta e inscribirte al gimnasio?

Y es que con un cuerpazo… ¿quién no va a querer tener sexo?