A la prima -vera- se le arrima

A la prima -vera- se le arrima

Todo el mundo ha escuchado alguna vez la frase: Como burro en primavera y bueno, aunque no vamos a ahondar en ella, es muy común relacionar la llegada de la primavera con el aumento en el deseo sexual.

 

Hay gente –muy cursi, por cierto- que piensa que esto tiene que ver con la polinización de las flores, otros más piensan que el aumento del deseo sexual en la primavera se debe al hecho de que la gente se viste con mucho menos ropa en esta temporada debido al calor, que bien podría ser ¿o no?

Pero por otro lado existe una teoría que afirma que la testosterona -la hormona del deseo sexual- aumenta cuando el día es más largo, es decir que todo se lo debemos al horario de verano –que dicho sea de paso este año inicia el próximo 7 de abril-

 

Si nos queremos ver un tanto inclusivos, podemos decir que toooooooodo tiene algo que ver ¿o no?

 

Digo después de todo, se trata de la estación del año, donde se producen grandes cambios en la naturaleza, no solamente sale el sol, las pajaritos cantan y los árboles se llenan de flores, sino que también es cuando dejamos a un lado las chamarras, bufandas y guantes para sentimos más ligeros, sanos, dinámicos, optimistas y llenos de energía y es que al prolongarse las horas de luz se producen grandes cambios en el organismo relacionados con la secreción de endorfinas, las hormonas de la felicidad y el placer.

De igual forma, la melatonina y las feromonas -hormonas determinantes de la activación sexual- también ven favorecida su producción con la llegada de la primavera.

…Ahh y en el caso particular de los hombres -que tienen altas cantidades de vitamina D- también se presenta -en la sangre- un mayor nivel de testosterona -la hormona sexual masculina- y, en consecuencia, experimentan un incremento de la líbido.

 

Así que tenemos muchas razones para celebrar la primavera ¿o no?

 

Pues bien, aquí unos cuantos tips para aprovechar de la primavera al máximo… y eso sí, asegúrense de usar siempre protección solar –y protección sexual también-

 1. Uno con la naturaleza:

Hay que aprovechar para salir al campo, parque o algún bosque, ya sea para hacer algún deporte en pareja, sacar a los perros, hacer un picnic o simplemente caminar, la idea aquí, es estar más en contacto con la naturaleza, con el objetivo de oler las flores y sensibilizar nuestro olfato, pues en los humanos, este sentido está conectado con la activación sexual de las zonas del tálamo y del hipotálamo en el cerebro.

Así que a disfrutar de los olores de la naturaleza que resultan especialmente estimulantes en esta época del año.

 2. ¡Mucha ropa! ¡mucha ropa!

Si bien el aumento de la temperatura con la llegada de la primavera provoca usar poca ropa, es el momento ideal de andar muuuuuuuy, pero muuuuuuuuy escotados.

Y bueno, en la intimidad hay que tomar en cuenta que existen modelos de lencería y/o ropa interior hechos con fibras naturales como el algodón, muy frescos y con diseños provocativos para estar en la casa.

 3. ¡Aguas!

Con el calor –que en estas fechas se pone muuuuuuuuuuuuuuy intenso- nada mejor que mantenerse frescos -y limpios-

Así que hay que aprovechar para tomar un baño juntos, sobre todo después de un largo día de trabajo, para reponer energías y relajarse con una buena sesión sexual en la regadera y/o tina, que culmine en una ducha de agua bien fría.