El placer de ser mujer

El placer de ser mujer

Después de la histórica marcha del domingo 8 de marzo y del paro del 9, creo que es justo y necesario dedicar este blog a nosotras las mujeres y sobre todo al placer de ser mujer.

Antes que nada, es importante que todas ustedes sepan que nuestro clítoris tiene más de 6,000 terminaciones nerviosas, si, así como lo leen, el chiste aquí es conocerlas a fondo para llegar a ellas ¿estamos?

 

Y es que de entrada todas las mujeres tenemos que conocer perfectamente nuestro cuerpo, saber exactamente qué es lo que nos gusta y lo que nos da placer, pero sobre todo saber cuáles son los puntos que nos hacen llegar al orgasmo.

Y para esto el mejor camino, sin duda alguna es la masturbación.

Y es que es la mejor y más placentera forma de conocer nuestro propio cuerpo: nuestro clítoris, nuestro punto G y todas nuestras zonas erógenas, que pueden ser muchas más de las que nos imaginamos.

 

¿Sabes cómo es tu vagina?

¿Alguna vez te has sentado con un espejo para explorarla detenidamente?

¿Sueles tocarte muy a menudo?

 

Si las respuestas a estas 3 preguntas son afirmativas, que bien vas por buen camino, pero si no…

¿Qué esperas?

 

Para explorarte –además de los dedos, perfectamente bien lavados- hay una

gran variedad de vibradores de todos los modelos y tamaños que sirven para acariciarte, penetrar tu vagina y explorar los placeres de la masturbación.

 

Lo más sencillo es que te acuestes y coloques el vibrador entre tus piernas dándole un suave movimiento de vaivén para frotar el clítoris.

Hay que buscar el ritmo y la presión que te produzca más placer y seguirle con el movimiento hasta que llegues al orgasmo.

 

Ahora que si lo tuyo no son los vibradores, existen unos masajeadores como el Heaven que son la neta del planeta y es que estimulan el clítoris y el punto G, ya sea a través de 9 ritmos de vibración o bien a base de ondas de succión expansivas con 10 intensidades causando unos muuuuuuuuuuuuuuuuuuuy gratos impulsos que envuelven al clítoris con solo tocarlo, provocando orgasmos múltiples en cuestión de segundos, así como efectos placenteros que se prolongan por vaaaaaaaaaaaaaaaaarios minutos.

 

Pero bueno, ya sin tanto preámbulo, les voy a dar 5 beneficios que podemos obtener a través de la masturbación:

 

1. Primero lo primero; Placer  
Cuando nos masturbarnos liberamos dos hormonas, la dopamina y la oxitocina, que nos dan la sensación de placer y bienestar, así que tómate tu tiempo para hacerlo y disfrútalo al máximo. 

 

2. Ouch… Reduce –en medida-  los dolores menstruales
No a todas les da resultado, pero bueno, hay que intentarlo y es que la intensidad del orgasmo y las hormonas que se liberan durante la excitación, ayudan a relajarnos después de la masturbación y así a aliviar el dolor de ovarios. 

 

3. ¿Quién dijo orgasmo?
La masturbación nos ayuda a alcanzar el orgasmo ya qu la practica hace al maestro, esto es que con la estimulación, se trabajan los músculos del suelo pélvico, que son los que nos conducen al orgasmo durante las relaciones sexuales. 

 

4. Zzzzzzzz… Duermes mucho mejor
El placer que nos da la masturbación, anticipa una mejor noche de sueño: una vez que estamos más relajadas, es más fácil conciliarlo. Así que, la próxima vez que estés dando vueltas en la cama sin poder dormir saca tu heaven y… listo ¡ya sabes lo que tienes que hacer!

 

5. Conocerás mejor tu cuerpo

La masturbación es la mejor opción para explorar lo que nos gusta y lo que no, para saber el tiempo que tardas en tener un orgasmo y qué es exactamente lo que te hace llegar a el, así que ya sabes, el conocimiento es poder.