Ideas para el juego previo que hacen que el sexo sea aún mejor… de lo que ya es

Ideas para el juego previo que hacen que el sexo sea aún mejor… de lo que ya es

Hay algo que la mayoría de nosotros queremos en la cama, además de sexo y esto es el juego previo.

Básicamente, el juego previo es algo que te excita tanto a ti como a tu pareja y que te pone a tono antes de tener relaciones sexuales y es que después de todo, el sexo es mucho más que la penetración ¿o no?

Como cualquier actividad sexual que conduce al sexo, el juego previo es todo un must y es que este juego, como su nombre lo indica tiene la intención de que te la pases muy bien, digo… ¿después de todo es un juego, no?

El juego previo va desde los besos y las caricias hasta los masajes y las lamidas y sí, el sexo oral viene incluido en esto de las lamidas.

Si a este juego previo lo condimentamos con aceites y velas para masaje comestibles, así como polvos corporales con aplicadores de plumas seguramente resultarán mucho, pero mucho más divertidos.

Ahora que la clave para un juego previo cachondo y efectivo es hacer que dure mucho, pero muuuuuuuucho tiempo, así que por más que creas que le dedicas el tiempo suficiente al juego previo, ese mismo tiempo hay que –por lo menos- duplicarlo… Si le dedicabas 5 minutos, ahora dedícale 10 y si le dedicabas 10 ahora dale 20 y bueno, si logras que dure hasta 30 minutos, pues ya la hiciste… ¿estamos?

Ya sabemos cuánto tiempo perfecto que tiene que durar, ahora lo que te voy a decir es cómo y en que dedicarlo ¿vamos?

 

Besos

De las cosas más románticas y deliciosas que existen en el mundo así que… ¡Pon tu lengua a buen uso! cuando beses a tu pareja, abre la boca y toca su lengua. puedes probar diferentes técnicas y movimientos, lo que se sienta bien para ti y tu pareja, recuerda que después de esto puedes recorrer tu boca –y tu lengua- por todo, todito su cuerpo.

 

Cachondeo

Además de los besos, hay otras cosas que puedes hacer con tu boca, ¿si lo sabías verdad? como el roce de tus labios con sus orejas hasta soplarle un poco de aire en el oído, también le puedes dar una que otra mordidita, misma que es altamente recomendable tanto en las orejas como en el labio y/o el cuello.

 

Masaje

Nada en el mundo como un buen masaje, ya sea de pies, de espalda –y pompas-, de cuello o donde sea, aquí el chiste, como lo dije antes, es incorporar aceites de masaje o una vela de masaje y polvos corporales para dejar la piel más suave, resbalosa y con un delicioso olor lista para el sexo.

 

Jugar con los pezones

Ay los pezones son un parte muy sensible del cuerpo, lo que no quita que es divertido jugar con ellos, pero hay que poner a prueba la sensibilidad de tu pareja en esa zona particular del cuerpo, así que puedes empezar a tocarlo y acariciarlo para luego pellizcarlo lentamente, de ahí síguete a chuparlo hasta morderlo suavemente, si todo va bien y aún quiere más, síguete por ese camino, igual y hasta puede llegar a tener un “nipplegasm”  o lo que es lo mismo un orgasmo del pezón solo por la estimulación, ahora para los que les gusta el bondage nada mejor que hacer uso de unas pinzas para los pezones… ¡Ouch!

 

Hablar sucio

Decirle a tu pareja cuánto, cómo y por dónde lo quieres puede aumentar tu excitación y es que el hablar sucio puede ser tan simple como: "Me excitas mucho" o "Hazme lo que quieras", o cosas más complicadas que por pudor

–aunque no lo crean todavía tengo un poco- no lo escribiría por aquí.

 

Estimulación manual

Para muchas personas, la estimulación manual es el plato principal, no un aperitivo, pero yo la verdad lo veo más como juego previo. En cualquier parte del cuerpo en la que te estés enfocando, ya sea pene o vagina, le agregas un buen lubricante y listo.

…Ahh y bueno, aquí también puedes experimentar con muchos juguetes como: plugs anales, masajeadores, vibradores y dildos.

 

Baño

Un buen baño, ya sea de regadera o mejor aún de burbujas es una maravilla, ya que aquí te echas el 2x1, es decir mientras que le masajeas el cuerpo a tu pareja, le quitas toda la suciedad acumulada del día, lo que ya de entrada favorece el sexo anal, sobretodo el muy famoso beso negro.

Aquí también hay que tomar en cuenta que la mayoría de los juguetes son a prueba de agua, por lo que te puedes a meter al baño con algo más que tu patito de hule.

 

Sexo oral

Al igual que la estimulación manual, el sexo oral es una forma de sexo, y también se puede usar como una forma de juego previo a la penetración, de cualquier forma que lo veas, da igual, la idea es que lo hagas bien, así que usa tu lengua para provocar el clítoris o la cabeza del pene y también sus manos, si por algo eres un tanto especial y tienes problemas con el olor/sabor de dicho órgano, siempre puedes agregarle un lubricante de sabor o hasta chocolate líquido y/o crema batida,

Una última cosa, hay que tomar en cuenta que el juego previo no tiene por qué empezar en la cama, ni 30 minutos antes de la penetración, así que si tienes programada una noche de pasión, te conviene empezar mucho antes ¡Yo te recomendaría empezar apenas suene el despertador a la mañana!

Por ejemplo, comienza tu día enviándole un mensaje de texto muy sexy –con foto incluida- ahí escríbele con lujo de detalles todo lo que le quieres hacer esa noche y todo lo que quieres que te haga, verás cómo el deseo y la tensión sexual aumentan y aumentan y aumentan... Tanto que cuando por fin llegue el momento en que se vean, se sentirán como fieras enjauladas recién liberadas.