Hablando de pezones…

Hablando de pezones…

Los senos son una de las partes del cuerpo que más excitan a los hombres.

Y si, al igual que los penes, muchos las prefieren grandes por lo que la famosa frase: “El tamaño sí importa” también aplica para nosotras.

¡Ah! Pero eso sí, nosotras tenemos a nuestro favor –a diferencia-de los hombres- la opción de hacerlos más grandes y redondos y duros…

 

Lo cierto es que a nosotras independientemente del tamaño, forma, elasticidad y demás características… Lo que nos excita son los pezones, por lo que decidí escribir sobre esto.

 

Para empezar, hay que dejar clara una cosa: Los pezones son extremadamente sensibles al tacto y aunque muchos no lo tomen en cuenta, las chichis más que fantasía para la vista representan una importante vía para el orgasmo, por lo que se requiere de muy buenas manos, además de creatividad y disposición para tocarlas de la manera correcta.

Y es que no se trata de poner las manos y moverlas de un lado a otro a tope apuradamente y mucho menos de aplastarlas o morderlas –por lo menos no fuerte- tampoco de chuparlas como si se estuviera amamantando… ¡qué horror!

Eso de que los hombres te pongan sus manotas, se apoyen en nuestras chichis y comiencen su “rutina” de cerrarlas y abrirlas, abrirlas y cerrarlas sin ningún ritmo ni sentido, además de tratarse de un acto mecánico, es doloroso.

 

 

 Señores… Manipular nuestros pechos requiere de todo un arte, por lo que decidí escribir estos 5 consejos que deben de seguir al pie de la letra

 

  1. Presiona suavemente con la palma, pon atención la pechos -y sobre todo a los pezones- velos, siéntelos, bésalos y lámelos, despacio, sin prisas, recordando que debes de ser ultra cuidadoso con los pezones en todo momento.
  2. Rodea con tus manos suavemente sus dos pechos, no te concentres en el derecho, o en el izquierdo. ¡¡¡Son dos!!!
  3. Morder puede ser rico, pero cuando duele se acaba el feeling, así que controla la fuerza de tus dientes, hay una delgada línea que no debes de cruzar… claro a menos de que te lo pidan.
  4. Juega con los pezones, pero no los uses como si fueran un botón de off/ on, piensa que también puedes hacer uso de aceites para masaje y/o lubricantes.
  5. No te claves y cambia el ritmo de tus caricias, pero si tu chava te dice "así, así", lo más recomendable es seguir "así, así". No te pongas creativo que una sabe lo que le gusta.

 

 

¿Estás dispuesta a llevarlo al siguiente nivel?

 

Si tú eres de esas mujeres capaces de llegar al orgasmo con la manipulación de tus pezones y estás dispuesta a probar nuevas experiencias, entonces te voy a recomendar algunos juguetitos que te harán ir al cielo y de regreso

 

  1. Masajeadores Candy Blue y Cookie Pink: Estos juguetitos además de estimular vulva y clítoris puedes usarlos en tus pezones, tiene 3 intensidades de vibración y créeme. te harán vibrar.
 
  1. Bombas de succión: Muy prácticas e ideales para aumentar la sensibilidad de tus pezones.
  2. Pinzas con vibración: Te van a ponen a temblar, literal… Ahh ¡y puedes usarlas en la regadera!
 
 
  1. Pesas para pezones: Estos son única y exclusivamente para aquellas mujeres que practican el BDSM… Ustedes saben quiénes son ¿verdad? Ahora que, si quieres experimentar, puedes comprar un kit para principiantes… Y recuerda: Hazlo paso a paso, siempre escucha tu cuerpo y no lo uses más allá de tu umbral del dolor ¿estamos?