8 de agosto día del orgasmo

8 de agosto día del orgasmo

Primero lo primero… El orgasmo es definido por la Real Academia de la Lengua Española como la culminación del placer sexual; en los hombres es fácil alcanzarlo, sin embargo, no sucede lo mismo con las mujeres.

 

Según varios estudios, sólo una tercera parte de las mujeres lo alcanza teniendo relaciones sexuales y muchas, pero muuuuuuuuuchas otras lo fingen, mientras que hay otras más que creen haberlo experimentado, pero que esto no es cierto.

Gulp!

Preocupado por esta situación y afirmando que buscaba "saldar cuentas" con su esposa, Arimateio Dantos, concejal del pueblo brasileño de Esperantina, instituyó el día del orgasmo femenino. La promulgación del día tuvo tal impacto que distintos países lo volvieron una celebración internacional, aunque no oficial, teniendo lugar cada 8 de agosto desde el año 2006.

Así que, para aprovechar la fecha, esta vez te voy a hablar del orgasmo, con términos que quizás sean muy técnicos y que seguramente no sabías, pero valen mucho la pena conocer ¿vamos?

A ver… La fisiología del orgasmo femenino comprende una serie de cambios neuronales, hemodinámicos y hormonales.

Los más prominentes tienen lugar en los genitales, para examinar dichos cambios es necesario correlacionarlos con las fases clásicas de la respuesta sexual femenina: excitación, orgasmo y resolución.

 

La excitación

Es la fase inicial y tradicionalmente avanza en sentido aumentativo, en esta etapa se producen importantes cambios como:
Elevación del útero.

Lubricación vaginal, que su función es facilitar la penetración.

Vasocongestión de la vagina.

Dilatación y aumento de tamaño de la vulva.

Engrosamiento del tercio externo de la pared vaginal.

Tensión hacía arriba de la pared posterior de la vagina.

Aumento en la secreción de las glándulas exocrinas del tracto urogenital.

Aumento del aporte sanguíneo a los órganos genitales.

Y por último la erección del clítoris –en mi caso alcanza el doble de su tamaño normal-

 

El orgasmo

Lo que caracteriza al orgasmo femenino es la presencia de una serie de contracciones intermitentes en la musculatura de los genitales, misma que hace que se estrechen las paredes de la zona más externa de la vagina y pues también sentimos contracciones en el ano.

Durante el orgasmo todos los índices fisiológicos alcanzan su pico, la presión arterial y el ritmo cardíaco aumentan, es usual que haya más de 160 latidos por minuto, lo cual se puede comparar con un ejercicio de alto esfuerzo físico, incluso hay ocasiones donde las extremidades se entumecen.

Lo cierto es que no hay una duración exacta para el orgasmo, algunas mujeres experimentan orgasmos de unos pocos segundos mientras que otras experimentan lapsos más largos, cuando es duradero se siente de forma ondulante, esto quiere decir con un aumento de las sensaciones seguido por una disminución tras la cual vuelve a comenzar un nuevo ciclo, algo así como

Ahhhhhhhhhhhh, ohhhhhhhhhhhhhh, aaaaahhhhhhhhhhhhh….

La Resolución

Aquí todo vuelven a su índice normal, además de que se reduce la vasocongestión pélvica y sentimos un relajamiento muscular.

En algunas mujeres –no me incluyó en ellas- se presenta un periodo refractario en el que es difícil alcanzar una nueva excitación por varios minutos, en cambio para otras –aquí estoy yo- este periodo es prácticamente inexistente, por lo cual podemos experimentar orgasmos sucesivos.

Aquí suele haber un poco -o un mucho- de sudoración, algunas mujeres sienten una ráfaga de calor y sensaciones de hormigueo en las chichis.

Asimismo es típico que aparezca el rubor sexual también conocido como erupción del amor, que no es más que una coloración rosa en el rostro y a veces hasta en las chichis.

…Ahh y es frecuente que se presenten alteraciones en la percepción sensorial.

 

Y bueno, para que se vuelvan unas expertas en el tema, aquí les voy a hablar de los 5 tipos de orgasmos y como alcanzarlos.

1. El orgasmo del clítoris

Esta es la parte sexual más conocida de la mujer y, por ende, el punto donde se puede alcanzar más fácilmente el orgasmo, su fácil acceso permite que pueda ser acariciado, masajeado y estimulado sin dificultad alguna, aquí es donde yo recomiendo la auto exploración y la masturbación, así como el uso de vibradores, dildos y masajeadores, puedes hacerlo sola o con tu pareja, o primero sola y después con tu pareja.

 

2. El orgasmo vaginal

A diferencia del anterior este es más difícil de alcanzar, puesto que la mera penetración no estimula lo suficiente el famoso punto G, aquí además de los juguetes que te ayudan a llegar a el, puedes experimentar con tu pareja diferentes posiciones como de pie, de rodillas, desde atrás… hasta que encuentres la posición perfecta para llegar… acuérdate que la práctica hace al maestro.

3. El orgasmo mixto

Este es uno de los más intensos, ocurre cuando se logra combinar el placer vaginal con el del clítoris.

Son muchas las mujeres que no saben que, además del punto G, el clítoris tiene ramificaciones alrededor de la vulva y dentro de la vagina, por lo que se pueden estimular ambos al mismo tiempo.

Para este punto te mega recomiendo los vibradores multiorgásmicos de la marca Wow, que te hacen ir al cielo y de regreso

 

4. El orgasmo tabú

Este no es más que el orgasmo anal, si así como lo leen el ano como el clítoris posee terminaciones nerviosas muuuuuuuuuy sensibles.

El estímulo puede ser tanto como por juguetes como colas de zorro y plugs hasta con los dedos, boca, lengua y obviamente el pene.

Aquí hay dos puntos básicos que debes de tomar en cuenta: la lubricación y la higiene , yo te recomiendo lubricantes anales y una de esas duchas anales ¿estamos?

5. El orgasmo fit o gym

Existe el fenómeno del placer sexual femenino inducido por el ejercicio, así que si eres una de esas mujeres que realiza ejercicio de forma regular quizás haya experimentado este tipo de placer sexual, que de entrada, no es tan fuerte la sensación, así que tampoco te emociones tanto ¡eh!