10 películas para ver en la cruda de San Valentín

10 películas para ver en la cruda de San Valentín

Ya va pasando el 14 de febrero y con el, se acabaron los globos–sobre todo rojos y blancos, los regalos –un tanto- innecesarios, las rosas rojas

–carísimas, por cierto-, las tarjetas mega cursis, las cajas de chocolates en forma de corazón y cualquier otro tipo de producto propio del consumismo de la fecha.

Lo bueno, es que, si tú eres una de esas personas que anda con una pareja tóxica, pero que por alguna extraña razón no la ha cortado para no pasar sola el 14 de febrero, este es el momento ideal para cortarla.

Por el otro lado, si no tienes pareja, pues no tienes nada de que preocuparte, ya que todo seguirá igual como siempre y bueno, si tú eres de las pocas mujeres –ya que cada vez hay menos- que creen que su relación es ideal y que su novio no es de los típicos patanes que pone los cuernos, pídele que te deje ver su teléfono, si no te lo da… ¡Bienvenida a la realidad!

El amor, si ese amor incondicional que tanto vemos en las películas ¡No existe! De hecho, el amor no es como lo pintan en las películas si, así como lo leen, ya que en la vida real el amor pocas –muuuy pocas- veces es correspondido.

Olvídense de esas típicas películas predecibles que terminan con el “Y vivieron felices para siempre” que más que comedias románticas, deberían de ser catalogadas como películas de ciencia ficción y mejor póngase a ver películas que van más ad-hoc con su situación.

Y es que la vida real es mucho, pero mucho más compleja y hay películas que saben plasmar estas otras historias no tan ideales, historias reales de desamor que nos hacen sentir que después de todo, no estamos solas.

A continuación 10 películas ideales para ver en la cruda de San Valentín

No incluí Romeo y Julieta, no porque no sea buena, al contrario, es una película que me encanta–sobre todo por el puberto de Leonardo Di Caprio, pero como que ya está muy trillada ¿o no?

 

1)    La la land, una historia de amor

Mia es una aspirante a actriz, y Sebastián es un pianista que sueña con tener un club de jazz, se conocen por casualidad, el destino los une, ambos se enamoran y durante vaaaaaaaarios números musicales –unos mejores que otros- ese mismo destino hace que sus carreras acaben por separarlos.

Lo más interesante de la película –además de que aquí le agregaron al título la frase una historia de amor, ja, ja, ja- es que es la película es demasiado cursi, que nunca te imaginas que va a acabar mal, y es que al final el mensaje de la película es algo así como en la vida no puedes tenerlo todo y si tienes que escoger entre el amor y tus sueños, lo mejor es perseguir tus sueños.

 

2)     500 días con ella

Esta es sin duda una de las historias indies favoritas de todos los tiempos, estelarizada por Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel, se trata de una historia de un desamor anunciado -no develo nada que no salga en los primeros 5 minutos de peli- en donde Summer, es una chica que nada más NO cree en el amor, mientras que Tom es un arrastrado y bueno, no existe nada peor en el mundo que un amor no correspondido, la película tuvo éxito ya que tiene la osadía de mostrarnos la crudeza del amor y gritar a los 4 vientos que el amor duele… ¡y mucho!

 

3)    Triste San Valentín / Blue Valentine

Michelle Williams y Ryan Gosling interpretan a una pareja que lleva 7 años juntos ¿Si han oído hablar de la crisis de los 7 años, verdad? Y si, además tienen a una hija, y bueno, a medida que pasa el tiempo, Michelle va perdiendo el interés en su marido,

¡Y eso que se trata de Ryan Gosling!, mientras que el buen Ryan ve que la relación ya se está muriendo, y trata desesperadamente de salvarla, el planea

una escapada romántica en la que ambos recuerdan sus mejores momentos, aunque la neta es que ya es demasiado tarde para salvar su matrimonio, a final de cuentas la cinta hace honor a su nombre.

4)    Eterno resplandor de una mente sin recuerdos

Joe y Clementine interpretados magistralmente por Jim Carrey y Kate Winslet, son el ejemplo de pareja lo más alejada a lo que Hollywood nos tiene acostumbrados, y es que deciden borrarse uno del otro, no es un tema que se ha visto anteriormente en una película ¿o sí?

¿Cómo?... ¡¿Borrarse el uno al otro?!

Lo menos indicado para los amantes del 14 de febrero. 

Pero cuando llegas al extremo de querer utilizar una tecnología de última generación para borrar todo recuerdo que tengas en la cabeza de tu última pareja sabes que algo va mal, muuuuuuuuuuuuuuuuuuuy mal… ¿O no?

 

5)    Solo un sueño

La esperada reunión de Leonardo DiCaprio y Kate Winslet después de Titanic, no fue tan amorosa como esperábamos y es que después de que la mujer no le compartiera de su pedazo de madera para que él pobre no acabará muerto de hipotermia, sabíamos que iba a quedar algo de rencor entre los dos ¿o no?

Pues bueno, en esta película, ambientada en los años 50, ambos estelarizan una historia en donde el tema principal es el desgaste en las relaciones de pareja por culpa de la rutina y el paso del tiempo.

Se trata de una película llena de sueños rotos, infidelidad y ambiciones que se caen a pedazos en la vida de los suburbios de Estados Unidos.

 

6)    La Boda de mi mejor amigo

Esta comedia romántica protagonizada por Julia Roberts, Cameron Díaz, Dermot Mulroney, Rupert Everett, fue un éxito rotundo hace ya 22 años, hasta su banda sonora fue muy, pero muy exitiosa.

Así que, si estás buscando una buena película de desamor y no has visto esta película, te aseguramos de entrada que esta será una excelente opción.

La historia se basa en la relación de dos amigos de toda la vida, él encuentra a una mujer perfecta con la que se piensa a casar y ella, bueno ella al enterarse de esta noticia –que le cae como una cubeta de agua fría y no estamos hablando de ningún tipo de challenge-  hará de todo para impedirlo ya que en el fondo está perdidamente enamorada de él, tiene pocos días para cancelar la boda y convencer a su amigo que ella es su pareja ideal, por lo que le pedirá ayuda a su amigo gay para activar un plan.

Ahh y como servicio a la comunidad por nada del mundo vean el remake mexicano de esta cinta, que de verdad es muy, pero muuuuuuuuy malo.

 

7)    Esplendor en la hierba

Todo un clásico en la historia del cine, filmada a principios de los años 60, pero ambientada en 1928 en donde dos jóvenes muy enamorados ven cómo su relación va resquebrajándose debido a que sus familias no ven este romance con muy buenos ojos.

Muy al estilo de Romeo y Julieta, pero con muchísima fuerza, después de todo es dirigida por uno de los directores más importantes, Elia Kazan y estelarizada por 2 súper actores: Natalie Wood y Warren Beatty.

Sobra decir que ver a Beatty es toda una delicia, ya que sin duda se trata de uno de los actores más guapos de todos los tiempos.

Y el título viene de un poema –bastante triste por cierto- de William Wordsworth.

 

8)    Closer, llevados por el deseo

Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Cliven Owen son los protagonistas de esta cinta la cual es una radiografía de la naturaleza de las relaciones infieles.

La película está basada en la obra de Patrick Marber, y trata sobre cuatro personajes solitarios que se ven envueltos en una serie de relaciones ocasionales y destructivas.

Un universo frío donde no hay lugar para las buenas acciones o sentimientos, y cada personaje parece ser el epítome del egoísmo, la infidelidad y la traición.

Bastante pero bastante recomendable, aunque siento que el casting de Natalie Portman es una pésima decisión ya que no le va para nada el papel.

 

9)    La provocación

Se trata de la película más oscura dentro de la filmografía de Woody Allen, toca el tema de la infidelidad y las relaciones fallidas -que de eso el director sabe bastante- Un hombre, de lo más ambicioso del mundo que quiere pertenecer a la alta sociedad, hará lo que sea –y esto es lo que sea- para cumplir su objetivo, inclusive hasta matar a la mujer que ama.

Y bueno, ya entrados en el tema de las obras maestras del cine de Woody Allen, no podemos dejar de mencionar a Annie Hall, dos extraños amantes, que narra la relación entre Alvy, un comediante neurótico y Annie, una mujer un poco extraña e insegura.

Un recurso interesante y nada típico de este tipo de comedia romántica, es que a los pocos segundos de empezar la película, el protagonista, mirando a cámara como si estuviéramos presenciando su show de stand up, nos confiesa que todo terminó mal con Annie.

 

10)  Secreto en la montaña y La vida de Adele

Ya para acabar vamos con dos historias de desamor gay –que a simple vista no tienen nada que ver una con la otra, pero al final son mucho más parecidas de lo que podemos creer- Primero Secreto en la montaña retrata una de las relaciones más especiales que hemos visto en la gran pantalla en los últimos años y no por la condición sexual de sus protagonistas, si no por su negativa a vivir su amor libremente a pesar de la fuerza de sus sentimientos y bueno, que sea estelarizada por el par de guapos de Jake Gyllenhaal y Heath Ledger q.e.p.d. la hace mucho más morbosa y amena. Mientras que La vida de Adele, es mucho, pero muuuuuuuuucho más grafica en las escenas sexuales, nos habla del amor que se tienen estás dos mujeres pero que por alguna extraña razón se separan.