mobile icon
Toggle Nav
carrito de compras
Close
  • Menu
  • Setting

Blog

  1. El abc de la lencería

    Cuando se da el típico encuentro casual es de lo más común que por la misma naturaleza “casual” del encuentro, este nos tome totalmente desprevenidas, pero si eres una de esas mujeres prevenidas -como yo- es muy probable que el encuentro pueda tomarte por sorpresa y sin embargo que tú estés de lo más preparada del mundo, esto es, que estés perfectamente depilada, bañada y hasta con la lencería ideal…

    Y es que definitivamente yo no soy una de esas mujeres a la que les gusta andar por la vida toda peluda y/o mucho menos con los calzones enormes

    -onda mi tía abuela- con los resortes vencidos y ya todos descoloridos…

    Imagínense, ahora cuando tengo una cita, lo mucho o mejor dicho

    –muchisisiimo- que me arreglo y todo lo que pienso antes de elegir el tipo de lencería que voy a usar para la ocasión, y es que a mí la lencería me mata, me fascina y hasta se puede decir que soy adicta a ella, y es que nada me hace sentir más sexy y/o femenina que un buen conjunto de bra con su calzón, o unas medias de red, o bien un baby doll.

    Lo cierto es que uno de los mitos más comunes en este tema, es que muchas mujeres piensan que la lencería es muy cara –y bueno, obviamente existen marcas carísimas- pero la neta es que en Erotika Love Store puedes encontrar varias marcas como Wow, Baci, Leg Avenue, Coquette y otras más, con una gran variedad de modelos verdaderamente increíbles a precios muy accesibles, para llenar todos nuestros cajones de lencería de estos productos sin nada, pero nada de culpa.

    Una vez aclarado este punto, les voy a compartir unos cuantos tips acerca del tema ¿cómo ven?

     

    Los básicos… El conjunto de bra y calzón

    Todas tenemos que usar bra y calzón… a veces

    ¿Pero qué pasaría si cambiamos el clásico bra y calzón por uno de encaje o seda o bien de satén?

    Y es que en cuestión de segundos podemos convertir una prenda ordinaria en extraordinaria

    La verdad es que sus efectos son increíbles, si los elijes bien, claro está.

    Algunos bras cuentan con transparencias en puntos claves que pueden despertar instintos pasionales y bueno de los calzones, ni hablar.

    ¿Los colores? El negro nunca falla, ahora que si te quieres ver más atrevida siempre puedes probar algo en rojo y arder en el infierno… de la pasión.

     

     

    Las claves de un buen bra

    Hay dos tipos de bras, los de relleno que aumentan el volumen y colocan los senos en su lugar –que son los que yo uso- y los de copa pero sin ningún tipo de relleno más que la tela con la que son elaborados, según esto, si la naturaleza fue generosa contigo o si los implantes lo fueron, estos son los favoritos del sexo opuesto, pues permiten sentir todo más natural y al tacto aumentando la excitación.

    El chiste aquí es que una conozca sus atributos y/o carencias y a partir de ahí decidir lo que mejor nos va, algo así como a la mona lo que le acomoda…

     

    Las claves de los calzones (o como le dice mi amiga: los chones)

    Pues si ya hablamos de los bras, hablemos entonces de los calzones, hay dos tipos de calzones que enloquecen a los hombres: el culotte –aunque no lo crean no tiene nada que ver con la palabra culo-  los mejores culottes son los de tipo transparente y sugerente, y luego están los incomodísimos y muy socorridos hilos, estos son ideales para todas aquellas mujeres con una figura más privilegiada –si sólo para ellas- que quieren mostrar un buen adelanto de lo que el chico verá cuando no haya ropa de por medio.

     

    El único e infalible Baby Doll

    La neta es que no hay hombre en el mundo mundial que se resista a un buen baby doll, los hay de todo tipo, desde aquellos más sencillos y con poca, poquísima tela hasta aquellos más explosivos, con transparencias y completamente insinuantes.

    De hecho hay unos que hasta parecen vestidos –muy sexys- y que no recomiendo que uses fuera de la casa, pero que son perfectos para una velada en la que invites a tu pareja –en cuestión- a la casa y lo recibas, quizás primero con una gabardina o abrigo, para luego darle la sorpresa, creéme que con eso conseguirás lo que tú quieras… si leíste bien, lo que tú quieras.

     

     

     

    Ligueros, medias de red…

    Nada más erótico que un buen liguero o bien unas medias de red, las puedes usar sobre cualquier tipo de atuendo, es más puedes traer tu ropa más godín y de repente dejar que descubran por “ahí” tus medias de red, o bien medias de encaje,

    Algo muy importante es que estos lucen mucho mejor acompañados de un buen par de tacones, son el mejor accesorio de una chica que se quiere portar mal… muy mal

     

     

    ¡Ah! Y no subestimes la lencería del día a día

    ¿Quieres sorprenderlo?, haz que todo parezca casual, llega del gimnasio, de lo más sudada, quítate frente a él la playera y los shorts, enséñale –como por accidente- tu nuevo bralette y espera a ver su reacción, seguramente habrá acción, por cómo lo dije en mi introducción no usen lencería sexy sólo en las noches de pasión, háganlo todos los días y es que una no sabe cuándo una cita casual en un café puede terminar en un gran encuentro sexual.

     

    Continuar leyendo
  2. Sex Painting… Pinta tu raya

    ¿Te gusta el sexo?

    ¿Estás dispuesto a probar cosas nuevas?

    ¿Te gusta la pintura?

    ¿Crees que el amor es un arte?

    ¿Estarías dispuesto a cubrir tu cuerpo de pintura?

     Si respondiste de manera afirmativa -al menos- a 3 de estas 5 preguntas, entonces sigue leyendo y si no, también, ya que igual y acabando de leer este blog te convencerás y probarás lo que hoy en día se conoce como Sex Painting.

     

    Pero… antes que nada ¿Qué es el Sex Painting?

    El Sex Painting, según su creador Alexander Esguerra es una nueva práctica sexual en la que el sexo captura la belleza y la pasión del acto físico a través del arte.

    Está práctica consiste en tener relaciones sexuales encima de una sábana o bien una tela que funcione como lienzo, antes de esto la pareja en cuestión se cubre el cuerpo de pintura, no tóxica, por supuesto, y sus cuerpos se convierten en pinceles, sobra decir que con la calentura y/o pasión del acto las pinturas de ambos se entremezclan y se crea una obra única muy interesante.

     

     

     

    Pero, ¿De dónde nace está idea?

     La experiencia vino a partir de un encuentro casual que tuvo el propio Alexander con una mujer que conoció una noche de fiesta, ambos estaban bastante tomados tuvieron una noche de sexo salvaje y seguramente en una de esas tiraron un bote de pintura y se siguieron como si nada hubiera pasado.

    A la mañana siguiente, cuando ella se marchó, el artista vio el desorden creado por ambos, después de un alka seltzer –o dos- Intentó recordar que había sucedido la noche anterior, sobre todo en dónde habían estado sus cuerpos y como habían interactuado, y bueno, la verdad es que, después de levantar el cochinero, descubrió su sábana toda pintada y se quedó impresionado con el resultado.

     Y fue a partir de esa idea que lo repitió una y otra vez, de ahí comenzó a incluir a otras parejas en su arte, al inicio eran principalmente amigos, o amigos de sus amigos, luego vecinos y después hasta desconocidos y bueno, hoy en día este “hobbie” por llamarlo de alguna manera, ya se convirtió en un gran proyecto que próximamente será un documental.

     

     

     

    Pero bueno, mientras eso ocurre tú puedes verte [email protected] y crear tu propia obra de arte, lo único que necesitas es:

    1)    Una pareja… o más, que sea creativa y esté dispuesta a experimentar

    2)    Una sábana o una tela de preferencia blanca

    3)    Pintura corporal no tóxica –entre más colore mejor-

    4)    Un buen baño –y un buen jabón- para después del acto

     

    ¿Te animas?

     

    Continuar leyendo
  3. Hablando de lubricantes….

    El lubricante es uno de los productos más prácticos y con más usos que puedes –y debes- comprar en una sex shop, en este caso en Erotika Love Store.

    Y es que para empezar, no se trata de un producto de uso exclusivo para hombres, independientemente de que existe la falsa creencia de que los hombres lo usan mucho más, ya sea para masturbarse, o bien para lubricar el condón antes de ponérselo y durante la penetración y por supuesto en relaciones homosexuales, pero la verdad es que las mujeres deberían de utilizarlo más de lo que lo hacen, y es que muchas mujeres tienen la mala información de que el lubricante es algo que solamente debe utilizarse durante la penetración anal y que  en las relaciones “normales” ¿qué tal la palabra? con su lubricación natural es más que suficiente.

    ¿Pues qué creen? Nada más alejado de la realidad.

    De entrada existe un porcentaje muy alto de mujeres que no producen suficiente lubricación natural y que por lo mismo podrían beneficiarse y mucho de un lubricante -o varios- ya que existen muchas opciones en el mercado, el chiste aquí es elegir el adecuado.

    Según yo, el lubricante base agua es el más recomendable, ya que no deteriora los condones, además es menos agresivo con las partes femeninas -y masculinas también- aunque, por lo mismo, se evapora más rápidamente con la fricción y es posible que debas de aplicarlo varias veces, para mí eso no significa ningún problema, pero lo pongo en la mesa, ya que hay gente más delicada. Además, hay opciones con sabor que son la opción ideal para sexo oral.

    Por otra parte, los lubricantes con base de silicón duran mucho más tiempo y son mucho más suaves –algunos tienen una textura sedosa realmente deliciosa-  y si piensas tener sexo en el agua, pues este es el lubricante que debes comprar, eso sí, no son nada recomendables para el sexo oral y no puedes usarlos con tus juguetes de silicón, ya que los puedes echar a perder… ¿Y no queremos eso, verdad?

    También existen lubricantes que se enfrían o calientan con la fricción, estos son buenos para ponerle un poco de emoción y/o diversión a tu relación, pero aguas, hay que tener cuidado, ya que hay gente a la que no les gusta esta sensación durante la penetración, y son capaces de no seguirle debido a la sensación, mi recomendación aquí es empezar a usarlos para el foreplay y luego ya que entres en calor –o frío- según sea el caso seguirte duro y tendido… ¿va?

    Lo que yo te recomiendo es que vayas a Erotika Love Store y que preguntes por todos los lubricantes que hay en el mercado, incluso puedes probarlos –con los dedos- así que no te emociones y decidirte por uno… o más

      

    Por lo pronto aquí te paso algunos tips para usar el lubricante:

     

    1. Para masturbarse: nada en el mundo como incluir un poco –o un mucho- de lubricante en tus sesiones íntimas de masturbación y es que un buen lubricante evitará la fricción entre el contacto de tus dedos y tus partes íntimas, esto también aplica –en el sentido literal de la palabra- cuando utilizas algún vibrador, dildo, rabbit, plug, bolas anales y demás…
    2. Dentro y fuera del condón: esto ya lo dijimos antes, pero bien vale la pena repetirlo y es que además de que todo va a fluir mejor, además el lubricante muchas veces contiene espermicida cosa que se agradece, y es que bien dicen por ahí, más vale prevenir que lamentar.
    3. Darle un poquito de sabor a la vida: ¿A quién no le gusta el sexo oral? ¿Y más cuando le podemos agregar sabores como fresa, chocolate o vainilla?  Y si, aquí aplica a muchas otras partes de nuestro cuerpo -no sólo al pene y la vagina- como pezones, pompas, ombligo y demás… la imaginación es el límite.
    4. Dar un buen masaje: si, así como lo lees, hay muchos lubricantes que puedes utilizar para dar un buen masaje, de esos con final feliz…
    5. Siempre y esto es siempre usar lubricante para la penetración anal: aquí por obvias razones no pienso explicar más detalladamente el tema, lo único que pienso decirles es que hay lubricantes anales, que deben de usar y que estás relaciones tienen que ser placenteras ¿ok?

     

    Continuar leyendo
  4. Satisfacción 100% garantizada

    ¿Por dónde empezar?

    Y es que la verdad estoy anonadada con mi juguete nuevo, pero de verdad ano-na-da-da y es que había oído hablar tanto de él que me moría de ganas de tenerlo en mis manos –o mejor dicho entre mis piernas.

    Lo cierto es que me tarde en probarlo y mucho, quizás demasiado, pero bueno, ya lo hice y ahora no me queda otra más que hablar acerca de lo maravilloso que se siente.

    Se trata del Satisfyer Pro 2, un… ¿succionador? ¿masajeador? ¿transformador de vida? que toda mujer debe de tener en su cajón, si, en ese cajón donde guardamos nuestros vibradores y demás objetos privados.

    No quiero que esto parezca un anuncio, ni mucho menos, pero me gustaría hablar de todas sus características, si todas y cada una de ellas.

    Primero lo primero, su boquilla fabricada de silicona, lo que significa que su contacto con la piel es súper suave y muy confortable al tacto, además

    su diseño es bastante cool, ya que parece un cepillito de esos para la piel o hasta un microfonito, con un par de botones, uno inferior para el encendido/apagado, y el otro que viene a ser el regulador de intensidad y es que el Satisfyer, así como lo ven de discreto y modosito tiene -ni más ni menos- que 11 modos diferentes de estimulación, variando su intensidad.

     

    Pero lo más impresionante –o bueno, por lo menos para mí- es que este estimulador de clítoris es un succionador que te proporciona placer sin tocarte, si leyeron bien, sin tocarte ya que todo lo hace mediante ondas de presión, una experiencia única que no te puedes perder por nada del mundo… Ahh y por si esto fuera poco, este fantástico juguetito también es waterproof, un extra casi imprescindible ya que lo puedes disfrutar en el agua, ya sea en la regadera, en la tina o hasta en un jacuzzi.

    Ok… Todo esto, se oye muy bien, pero te estarás preguntando ¿Cómo funciona?

    Pues la verdad es que su funcionamiento es muy sencillo, quizás al principio requieras un poco de práctica, pero de verdad es muy fácil de usar.

    Lo primero que hay que hacer es cargarlo con su correspondiente cable USB, durante su carga verás una luz roja parpadeando, una vez cargado completamente, para ponerlo en marcha simplemente hay que presionar unos segundos el botón inferior y listo, se encenderá una lucecita en color rosa.

    Yo te recomiendo que antes del encenderlo, separes tus labios menores y coloques el clítoris dentro de la cavidad del cabezal perfectamente ovalado, y una vez bien posicionado, lo enciendas.

    En un principio las ondas expansivas te alcanzarán en su nivel más suave, pero sólo tienes que pulsar el botón superior e ir subiendo de nivel para sentir progresivamente como sube la potencia de este juguetito. Ya sabes, tienes 11 modos distintos de intensidad para buscar el más adecuado en cada momento.

    En pocos segundos vas a descubrir que este masajeador de clítoris es casi de otro planeta y como no mantiene un contacto directo con el clítoris, respeta al máximo tu nivel de sensibilidad, esta característica ayuda a facilitar que llegue un orgasmo detrás de otro… ¿Qué?

     

    Desde luego, una forma de estimulación innovadora que hay que probar, ¡ y es muy, pero muy parecido al sexo oral!  ¡Y hasta mejor!

    Y por último, me gustaría darte un tip que a mí me ha gustado mucho…

     

    ¿Sabes dónde más lo puedes probar? 

    En los pezones.

    Pues sí, deja que este juguetito también succione esta zona y te llene de nuevas sensaciones.

    Así qué… ¿por qué sigues leyendo? ¡Corre por tu Satisfyer Pro 2! Y experimenta nuevas sensaciones… De nada.

    Conoce toda la familia Satisfyer de CLIC AQUI

    Continuar leyendo
  5. 10 errores que las mujeres –a veces- cometen en el sexo

    Ok, tenemos que aceptar que algunas mujeres estamos tan acostumbradas a la represión sexual que muchas veces muchas de ustedes no saben cómo comportarse –en la cama- y es que o se esfuerzan demasiado o no hacen el más mínimo esfuerzo, ni modo, lo cierto es que nadie nos entregó un manual de instrucciones al nacer ¿o no?

    El chiste aquí es ubicar todos los errores –yo aquí incluí los 10 más comunes- que las mujeres suelen cometer durante el sexo y que asustan a cualquier hombre, nótese que yo ya no me incluyo en esta lista, ya que a través de muchas experiencias he ido superando todas y cada una de estas pruebas:

     

           1. Llorar después del sexo

    A ver… El tipo ya dio todo lo que tenía que dar y de lo más satisfecho del mundo te voltea a ver y tú estás al borde de las lágrimas de la emoción, ya que el momento fue justo como te lo imaginaste…

    ¡Qué maravilla! ¿O no?

    Pues fíjate que no.

    Él seguramente se preguntará qué hizo mal y arruinarás por completo el momento, recuerda que ningún hombre sabe cómo manejar las lágrimas.

    Podrás verte muy creativa y decirle que estás regando tus chichis para que te crezcan, pero la verdad es que no te va a creer nadita.

     

            2. Preguntar si te ves gorda antes, durante o después del sexo

    A tu pareja no le preocupa tu “pancita” o tu celulitis, ni tus estrías tanto como a ti, y es que su interés estará puesto en otras zonas mucho más eróticas, como tus chichis y tus nalgas, así que relájate y déjate llevar, si estás gorda, al menos tendrá de dónde agarrarse… ¿o no?

    Pero eso de matar la pasión en pleno acto sexual con una pregunta tan estúpida como ¿Me veo gorda? es mortal… Créeme.

           

             3. Morderle el pene

    ¡Ouch! No lo hagas, no es nada, pero NADA placentero, ya que una mordida -por pequeña que esta sea- les duele ¡y mucho! En realidad se trata de una zona sumamente sensible, que requiere de mucho cariño y nada de violencia, así que a la hora del sexo oral no te emociones tanto y trátalo con delicadeza, abre la boca y juega con la lengua, pero nunca con los dientes.

           

     

     

     

             4. Fingir el orgasmo 

    En cuestiones de sexo el peor error que una mujer puede cometer en toda su vida es fingir un orgasmo ¿Cómo para qué?

    Yo digo que si finges una vez, él pensará que lo ha hecho de poca madre y repetirá la fórmula todas las veces que sean necesarias para producir el mismo efecto, lo que, en caso de fingir será, por supuesto, nada y tú serás miserable toda tu vida.

     

     

             5. Querer que él haga todo el trabajo

    Uno de los errores más comunes –y dicho sea de paso, corrientes-  es creer que nuestro único papel en la relación es postrarnos sobre la cama como muebles y dejar que el tipo en cuestión se ocupe de todo.

    Eso hace que además de pasivas –y hasta mensas-  parezcamos muñecas de trapo.

    Lo que además puede convertirse en una relación muy monótona y muy poco emocionante, por llamarla de alguna manera, según yo, a los hombres les gustan las mujeres fuertes y con iniciativa, así que no te quedes quieta como un vegetal en espera de que las cosas ocurran, el orgasmo se trabaja, no llega solo.

     

             

     

     

             6. Apagar la luz 

    Hay cosas que odio y esa gente, sobre todo mujeres que piden que se apague la luz para poder tener sexo… ¿Tipo?

    Eso para mí es un signo de muy, pero muy poca autoestima.

    Chicas, hay que disfrutar nuestro cuerpo y el de nuestra pareja, en ese momento lo que menos debe de importar es esa llantita extra o cualquier tipo de imperfección que no queremos que nos vea.

    Eso sí, tampoco hay que prender las luces a todo lo que da, o dejar esos focos pelones de 1000 watts –aunque sean ahorradores-

    Aprovecha para prender una velas, pero es importante ver lo que estás haciendo y sobretodo ver que te estás llevando a la boca ¿o no?

     

           

             7. Decir que eres virgen

    Para mí no existe nada más sobrevaluado que la virginidad, quizás hace unos 100 años era importante ser virgen… quizás, pero la neta es que el estereotipo de una mujer casta y pura es cosa del pasado.

    A lo hombres ya no les importa eso, y si conoces a un hombre que le importe mándalo mucho a la… ya sabes dónde, así que nunca digas que eres virgen cuando ya no lo eres, es de esas pequeñas mentiras que no sirven para nada.

     

             8. Provocarlo y después no tener sexo

    Lo que vulgarmente se conoce como una “calienta huevos”. Si, son esas mujeres que los hombres a primera vista aman y luego desprecian y yo me pregunto… ¿Para qué convertirse en eso?

    Regla número 1: Eso no le se hace a nadie, a ver, si quieres tener sexo con él, hazlo, si no, no lleves las cosas a un nivel elevado de calentura y cachondeo, que luego no llegue a ninguna parte, recuerda que ellos sienten una cierta incomodidad, algo que se conoce como Blue balls, así que, si vas a prender el boiler, métete a bañar.

     

     

     

             9. Apretarles el pene 

    Hay que saber hasta dónde apretar y es que una presión ligera está bien, pero presionar el pene como si intentaras exprimirlo no es para nada agradable y menos si metes tus uñas, sobre todo si son largas y de gel ¿ya sabes de cuales estoy hablado verdad?

     

           10. Guiarlo paso a paso

    Es bueno que le digas lo que quieres que te haga, ya que nadie más que tú sabe lo que te gusta y que lo guíes para que disfrutes al 100 % el sexo pues que mejor, pero aguas ya que si lo haces todo el tiempo y con tu típica voz mandona seguramente se cohibirá o sentirá que nada de lo que hace te gusta, así que ni muy, muy, ni tan, tan ¿estamos?

    Continuar leyendo
  6. 60 Cosas que tienes que experimentar en el sexo… antes de morir

    • 1 Chorrear chocolate, helado, crema chantilly, aceite –Kama Sutra- en el cuerpo de tu pareja, chuparlo y comerlo… En realidad, cualquier cosa comestible que te sepa deliciosa funciona.

    •  2 Tener sexo con algún subordinado… obvio que este [email protected] o por lo menos medio [email protected]
    •  3 Tener relaciones mientras ves a otras parejas haciendo lo mismo, para esto, la manera más fácil de lograrlo es ir a una fiesta de swingers, lo que nos lleva a…
    •  4 Ir a una fiesta de swingers y si, participar en el rollo.
    • 5 Tener sexo en la oficina, ya sea en el baño, en el cuarto de las copias o hasta en el escritorio de tu jefe, lo más seguro es esperarse a que sea tarde y que todos ya se hayan ido.
    • 6 Tener relaciones con alguien [email protected] y que no dure más de una noche, porque si no que hueva.
    • 7.     Darte un buen encerrón con tu pareja que dure días y “hacerlo” hasta que quedes rosado.
    •  8 Irte un fin de semana con tu pareja a un lugar muy lejano y apartado de la civilización, sin internet, ni televisión, ni teléfonos, ni nada.
    •  9 Tener sexo en un lugar público.
    • 10.  Tener sexo en el coche… y lograr que no te lleven al MP

    • 11.  Tener una gran selección de vibradores y dildos
    • 12.  Y esto aplica también para los hombres… ¡Eh!
    • 13.  Masturbar a tu pareja en un cine.
    • 14. Tener un cuarto S & M, con esposas, látigos, máscaras, mordazas, antifaces, plugs y demás… Ahh y un contrato, para saber hasta dónde llegar.

    • 15.  Grabarte teniendo sexo y volver a tenerlo mientras ves el video.
    • 16.  Tener sexo telefónico.
    • 17. … Y practicar el sexting también
    • 18.  Hacerlo con un [email protected]
    • 19.  Aplicarle la masturbación a tu pareja mientras están en un restaurante y que nadie se dé cuenta… obviamente.
    • 20. Tener sexo en una azotea, en medio de los tinacos, a la luz de la luna.
    • 21.  Tener que ver –por lo menos una vez en la vida- con alguien de tu mismo sexo.
    • 22. Hacer un trio.

    • 23. Y un cuarteto.
    • 24. Y ya entrados en gastos una orgia.
    • 25. Tener un amante.
    • 26. Experimentar un orgasmo sin penetración.
    • 27. Rentar una limusina, atravesar la ciudad y que ella –y el chofer- sea testigo de tus mejores orgasmos.
    • 28.  Que te hagan sexo oral mientras manejas.
    • 29.  Echarte al mejor amigo de tu papá, o la mejor amiga de tu mamá.
    • 30.  Tener sexo vía cámara web.
    • 31.  No puedes dejar pasar al(a) primo(a).
    • 32.  Hacerle sexo oral a tu pareja con un lubricante de sabor.
    • 33.  Hacerlo en una cabina de videos XXX.
    • 34.  Experimentar con un muñ[email protected] inflable.

    • 35.  Aprender pole dancing o algún baile erótico con el único objetivo de excitar a tu pareja.
    • 36.  Echarse un round de… ¿Qué tantos aguantan en una sola noche?
    • 37.  Hacerlo en casa de tus papás, al lado de su cuarto, cuando ellos ya están dormidos.
    • 38.  Y también en un autobús, conseguir una cobija y listo.
    • 39.  Tener sexo con un [email protected]
    • 40.  Y con [email protected] 
    • 41. ¿Y qué me dicen de tener sexo en la camilla de un hospital?
    • 42.  Tener relaciones con alguien de 18 años, pero que te enseñe su INE
    • 43.  Comprar lencería muy sexy o algún disfraz.
    • 44.  Usar un juguete sexual que nunca has usado antes.

    • 45.  Y esto hacerlo por lo menos una vez a la semana.
    • 46.  Toquetear a tu pareja con los pies mientras están comiendo con los suegros.
    • 47. Tener sexo con un desconocido, con condón |por supuesto!
    • 48. Tener sexo anal.
    • 49. Tener sexo en el mar, mientras que otros nadan alrededor suyo.
    • 50. Visitar un motel de paso.
    • 51. Ir a un cine porno.
    • 52. Pagar por sexo por lo menos una sola vez en la vida
    • 53. O que te paguen…
    • 54. ¡O las dos!
    • 55.  Despertar a tu pareja en medio de la noche para tener relaciones.
    • 56.  Juntar a varios amigos y jugar strip póker.
    • 57.  Tener rapiditos mañaneros antes de irse a trabajar.
    • 58.  Probar el semen… o no.
    • 59.  Llamarle a tu ex de la prepa y finiquitar ese asunto que dejaron pendiente.
    • 60. Hacer por lo menos 10, o bueno 20, no 30… ¡No los 60 puntos de este blog.
    Continuar leyendo
  7. ¿Un día para celebrar al condón?

    Hace un par de días, el 13 de febrero para ser exactos, se celebró el día internacional del condón, la pregunta aquí es… ¿Realmente necesitamos un día para celebrarlo?

    La verdad es que si, aunque si a mí me preguntan deberíamos de celebrarlo

    –y por supuesto usarlo- todos los días del año y es que el condón, así como lo ven, es una herramienta fundamental, pero de verdad fun-da-men-tal, en la lucha contra las enfermedades de transmisión sexual y la prevención del embarazo.

    Y aunque esto lo sabemos muy bien, hay mucha gente allá afuera –no voy a decir nombres- que luego no los usan y acaban con una sorpresita, ya sea un bebé o bien una gonorrea, ya del sida, mejor ni hablamos.

    Por lo que creemos justo y muy necesario hablar de todas las bondades, características y curiosidades del condón:

     

    1. Los condones no son un invento nuevo:

    Los condones existen desde hace muchísimos años, hay evidencias de su uso que datan de entre 12 mil años A.C. y 15 mil años A.C. en ese entonces se usaban tripas, tejidos y órganos de ciertas especies de animales, tipo intestinos de cerdo. Mientras que en el antiguo Egipto, se usaban trozos de tela impregnados en estiércol de cocodrilo para evitar el embarazo.

    Y si, aunque su apariencia ha cambiado bastante, el diseño continúa siendo casi el mismo al original.

     

    1. ¿El tamaño importa o no importa?

    La neta es que los condones de tamaño estándar se adaptan a “casi” cualquier tipo de pene, lo que no quita que, algunas empresas hayan creado tallas más grandes o pequeñas –según sea el caso- como una compañía que se llama myOne Perfect, que decidió desarrollar 60 tallas diferentes… ¡si 60! el más pequeño es de 12.29 centímetros, mientras que el más grande es de 23.79 centímetros y bueno, ya entrados en este tema, otra empresa que se llama They Fit, presume de tener el condón más grande del mercado de 24 centímetros de largo.

     

    1. ¿Te látex o no te látex?

    ¿Y qué, si eres alérgico al látex y no puedes usar condón? Pues para tu buena suerte –y la de tu pareja- hoy en día existen en el mercado condones de distintos tipos y materiales; que aunque no son tan fáciles de encontrar tampoco es imposible hacerlo, por ejemplo, están los de poliuretano, que son bastante parecidos, así que no hay pretextos para no usarlos, por lo que esto no puede ser utilizado nunca como excusa ¿estamos?

     

     

    1. ¿Y… qué tan resistentes son?

    Para que lo sepas, un condón promedio tiene la capacidad de estirarse 7 veces su tamaño, además de que son capaces de soportar hasta 4 kilos de peso y 3.7 litros de agua.

    La falla de un condón es prácticamente nula y, aunque puede pasar, uno tiene que ser bastante menso –por llamarlo de alguna manera- como para que le ocurra.

    Siendo más específicos: el condón tiene un 97% de efectividad como método anticonceptivo y un 95% al momento de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, la neta cuando falla suele ser a consecuencia del mal uso, la colocación incorrecta o el daño al sacarlo de su empaque original.

     

    1. Algunos consejos vitales para su uso

    Después de haber leído el punto anterior, aquí algunos consejos que deben de seguirse al pie de la letra ¿va? Primero: nunca debe de abrirse con los dientes, las uñas, tijeras o cualquier tipo de elemento punzante que pueda romperlo, lo más recomendable es quitarlo de su envoltorio con la yema de los dedos, el chiste aquí es que no seas impaciente y no te agarren las prisas, lo mismo aplica al momento de sacarlo –ya usado obviamente- que no te coma la impaciencia, lo único que tienes que hacer es apretar la punta de tu pene con el condón puesto y sacarlo cuidadosamente, de ahí lo envuelves y tiras, vamos, no es tan difícil.

     

    1. ¿Cuántos condones se usan por año a nivel mundial?

    Muchos, pero muchos más de lo que crees, de hecho es muy probable que un gran número de personas los esté utilizando ahora mismo, sí, mientras lees estas líneas… ¿Qué tal?

    Según el último estudio que cheque en internet, alrededor del mundo se utilizan más de 5,000 millones de preservativos al año.

    Un dato que me llamó la atención y me gustaría compartirles es que en los últimos Juegos Olímpicos del 2014, se entregaron 100.000 condones a todos los atletas lo que da un total de ¡35 condones por atleta!... O sea que no se la pasan nada mal en las olimpiadas.

     

    1. ¿Entre más, mejor?

    Existe un mito que para prevenir enfermedades lo mejor es usar dos condones al mismo tiempo, la neta es que este es un mito que carece de sentido.

    Por alguna extraña razón, muchas personas llegan a la conclusión de que 2 condones -al mismo tiempo- les brindará mayor protección, pero esto no es cierto. En realidad es todo lo contrario, ya que al utilizar dos condones simultáneamente, se incrementa el riesgo de que haya una ruptura, pues se puede generar una fricción entre ambos que puede dañar los dos preservativos y crack…


    Continuar leyendo
  8. Opciones para celebrar el 14 de febrero

    Finalmente tienes pareja –o algo parecido-  y… ¿No sabes que hacer este 14 de febrero?

    El día de San Valentín –por más cursi que parezca- es la fecha ideal para organizar una cena romántica con tu pareja, la idea aquí es preparar algo especial para celebrar el amor… y el sexo, que van de la mano ¿o no?

    Lo que significa una buena cena, tragos, sábanas nuevas o por lo menos recién cambiadas, velas, luces tenues y flores… Apetecible, ¿verdad? 

     

    Pues bien, ya te decidiste hacer una cena íntima este 14 de febrero y… ¿no sabes que preparar?

    Piensa que debe de ser una cena ligera y rica en sabores, colores, y texturas… Así que olvídate de los platos preparados o de las recetas muy pesadas, ya que después del postre, viene el otro “postre” y no queremos estar llenas o con la panza de fuera.

     

    Lo mejor es organizar un buffet light muy vistoso, eso sí, por lo que hay que llenar la mesa con esos clásicos afrodisíacos de siempre como espárragos, almendras, ostiones y alguno que otro marisco, aguacates, higos, miel y chocolate y es que a final de cuentas se trata de evocar el apetito y el erotismo en la mesa, por lo que esto no tiene, ni debe ser complicado. 

     

    Hay que abrir la noche con una champaña para ponernos en el mood y terminar con un postre de chocolate oscuro, este puede ir con nueces y frutas sobretodo fresas, recuerda que el sabor y la textura aterciopelados del chocolate son estimulantes de la libido.

    Para obtener los mejores resultados, elige un chocolate negro, lo más puro posible. ¡Llevará tus endorfinas y tu libido al cielo!

    Por cierto, si comes chocolate y sacias la sed con champagne… ¡los besos sabrán deliciosos!

     

    Además de la cena –que ya quedamos que va a ser muy sencilla- hay que ponerle atención a la iluminación es muy importante utilizar una luz tenue, lo mejor es prender muchas velas acompañadas de incienso, varillas perfumadas o cualquier producto cachondo de la línea Kama Sutra o Dona… ahhh y eso sí, hay que apagar la tv y todos los aparatos electrónicos –incluido el celular- excepto el equipo de música.

     

    Ya por último te recomendamos –y mucho- ponerte una lencería nueva y por supuesto muy sexy, ya sea encima de tu ropa o bien recibirlo así… de hecho lo mejor en estos casos es que lo recibas así.

     

    Y para la hora del sexo, es importante que haya mucho foreplay, esto es que ambos se masajeen, exploren todas y cada una de las partes de su cuerpo y al final incluyan un juguete sexual a la relación, en estos casos no existe nada mejor en el mercado que el We Vibe, ya que está diseñado para ser disfrutado en pareja, vas a ver que con el iras al cielo y de regreso, la idea es acomodártelo durante la penetración, en ese momento experimentarás una estimulación tanto en tu clítoris como en el punto G, ambas muy potentes, mientras que tu pareja sentirá unas vibraciones en su pene que lo dejarán sin aliento, otro tip es que el We Vibe encaja cómodamente, por lo que no debes de preocuparte con cambiar de posición ¡al contrario!

     

    Y otra cosa más, es 100% sumergible al agua, así que ya sabes donde puedes terminar.

     

    Con esto no me queda otra más que desearte un muy feliz 14 de febrero y recuerda que el amor –y el sexo- ¡hay que celebrarlo!

     


    Continuar leyendo
  9. Lo que aprendimos de Las 50 sombras de Grey

     A pocos días de que se estrene la tercera y última parte de Las sombras de Grey, creemos importante hablar de ella.

     

    Y es que aunque la trilogía no ha recibido las mejores críticas del mundo de parte de la prensa literaria por su calidad novelística, y a su vez ninguna de las películas se va a ganar un Oscar –vamos ni un premio TV y Novelas-  existe un estudio realizado que afirma que los libros, con todo y sus respectivas películas han ayudado positivamente a que las mujeres no sólo hablen de una manera más abierta de su sexualidad, sino que también experimenten sensaciones nuevas en su vida sexual.

     

    Algo que no puede presumir cualquiera.

     

    • El Bondage: Y es que partir de las sombras, el bondage dejó de ser un tema tabú y se empezó a practicar con mayor frecuencia ya que muchas mujeres se atrevieron a ser sometidas y dejaron que su amante las amarrará con su corbata, gracias a Grey el “peligro” y la “adrenalina” se volvieron excitantes, lo que además desató un auge en juguetes S & M como látigos, máscaras, esposas, fuetes, plumeros, antifaces y hasta balas vibradoras.
     

     

    • Juegos de roles: Otra cosa más que varias mujeres incluyeron en su vida sexual fueron estos juegos de roles y aquí no solamente tuvo éxito el de la película que era una especie de la secretaria y el jefe, sino que esto dio pie a que las mujeres ya más liberadas incluyeran en su “guardarropa” no solamente lencería sexy y provocativa sino además disfraces como de enfermera, porrista, colegiala, mucama,  y demás... ¿Tú ya tienes el tuyo?

     

     

     

     

    • Siempre hay que firmar un contrato: independiente de que lo hagas en una relación bondage, que ya vimos que además de sexy es in-dis-pen-sa-ble, firmar un contrato puede ayudar –y mucho- a una relación y es que nada como dejar las cosas bien claras desde el principio para luego evitar cualquier tipo de conflicto… Y esto aplica para lo que sea tipo: yo cocino y él lava los platos o yo descanso y él saca la basura o bien los dos planchamos.

     

    • Hablar sucio: Según esto, los hombres se enamoran más de lo que ven, mientras que las mujeres más de lo que escuchamos. Y esto es algo que Grey sabe, y por lo mismo usa su sensual y sucia manera de hablar con Anastasia, no es sólo lo que dice, sino que no tiene miedo en decirlo, algo que a las mujeres nos mata.

     

    • Dejar de lado las inhibiciones: Aquí aprendimos que nosotras también tenemos que hablar, hablar acerca de lo bien que nos sentimos cuando él nos hace alguna cosa, o lo que nos gustaría que nos hiciera, o simplemente felicitarlo de una manera sucia, todo esto puede hacer que tu relación se vuelva mucho más excitante y atrevida.

     

    • Siempre hay que tener vino: Este es un muy buen tip y es que Christian siempre trae consigo una buena botella de vino –ahh y un par de copas-ya sea para seducir o como ofrenda de paz, pero es algo que siempre le funciona, así que ya saben.

     

     

     

     

    • Nunca se es demasiado grande como para tener muchos juguetes: Ahh y lo mismo aplica con tener un cuarto “especial” para guardarlos y es que hay todo un mundo que debes explorar con tu pareja, la clave está en hablar de lo que deseas experimentar en la cama –y fuera de ella- y visitar lo antes posible una tienda Erotika o bien su sitio online https://www.erotika.mx/

     

    Continuar leyendo
  10. 3 posiciones que puedes hacer en la regadera… y no morir en el intento

    Si hay algo que siempre me ha prendido son las escenas sexuales en las regaderas -con todo el vapor y las gotas cayendo en cámara lenta como si fueran parte de una gran coreografía- por ejemplo está la escena de Kristen Stewart y Nicolas Hoult en Almas Gemelas (Equals), que aunque dura poco es bastante cachonda, también me mata la de Ryan Gosling –cualquier cosa con Ryan Gosling me mata- y Michelle Williams en Triste San Valentín (Blue Valentine) y bueno, la verdad es que podemos seguir nombrando varias escenas más, pero no lo voy a hacer  ya que el blog de esta semana no trata sobre cine sino de cómo llevar esas escenas a la práctica.

     

    Lo cierto es que una cosa es verlas y otra muy, pero muy distinta hacerlas y es que hay que tomar en cuenta muchas variantes, desde la cantidad de agua que te entra tanto en los ojos como en la boca hasta lo irritante y resbaloso que puede llegar a ser el jabón pasando por la pelea con tu pareja de permanecer “calientita” debajo de la regadera.

     

    Como buena Piscis que soy, me encanta el agua y he probado tantas posiciones en la regadera -algunas mucho más favorables que otras- que puedo decir, sin temor a equivocarme que soy una experta en el tema, por lo que voy a aprovechar esta vez para recomendarles las 3 mejores posiciones que pueden hacer en la regadera… Claro, sin morir en el intento:

     

    1)    Vamos por partes

    Antes de tener sexo en la regadera, podemos hacer uso de ésta, solo para el foreplay y es que además de que puede resultar muuuuuuy cachondo puedes aprovechar para lavarte tus partes y las de él –obviamente- lo que yo recomiendo es utilizar un rico gel de baño –como los de Kama Sutra- para masajear a tu pareja y obviamente que él te masajee a ti y esto va desde la cabeza hasta los pies, pasando por los pezones, las nalgas y todas tus –y sus- partes.

    Al terminar el baño, pueden seguir el juego –ya completamente secos- en la cama –o donde quieran- con algunas cremas y aceites comestibles.

     

    2)    Para dar hay que recibir

    Si tus partes y las de él ya están relucientes de limpias, nada mejor que una intensa sesión de sexo oral en la regadera, la mejor manera de lograr esto es que la persona que lo va a recibir se ponga de espaldas a la regadera, para que el agua le caiga por atrás y así evitar cualquier tipo de atragantamiento –por llamarlo de alguna manera- para esto, la persona que va a dar el sexo oral necesitará sentarse de rodillas, lo que significa tener a la mano una toallita para cuidar las mismas, algo importante es que aquí además se pueden utilizar cualquier tipo de juguetes, hay muchos que pueden –y deben- usarse en el agua.

     

    3)    Sexo bajo el agua

    Ahora si queremos toda esta cachonderia pero con penetración, la mejor manera de hacerlo es que tú te recargues en la pared y dejes caer el agua por tu espalda, mientras que tu pareja te toma por la cintura y te penetre por atrás, esta posición funciona tanto para sexo vaginal como anal, lo importante aquí es hacer uso de un lubricante a base de silicón, que aguanta un poco más en el agua.

     

        

    Por último, les mega recomiendo que instalen una de esas regaderas manuales que puedan manipular a su antojo y es que esas las puedes usar directamente en tus partes privadas –ya sea sola- o en las de ambos- en este caso será acompañada- obvio que entre más presión, mucho más placer.

     

    ¡Ah! Y por lo que más quieran, de paso compren uno de esos tapetes antiderrapantes para la regadera para evitar cualquier accidente… ¿Estamos?

    Continuar leyendo
Close