mobile icon
Toggle Nav
carrito de compras
Close
  • Menu
  • Setting

Blog

  1. 10 TIPS PARA ESCOGER EL VIBRADOR PERFECTO PARA TI…

    Y decimos para ti, porque no se lo piensas prestar a nadie ¿verdad?

     

    Según varios estudios el 53% de las mujeres y casi la mitad de los hombres en Estados Unidos han utilizado un vibrador.

     

    Pues bien, si quieres ser parte de las encuestas y descubrir algo nuevo para ti

    –o hasta con tu pareja- checa los siguientes 10 tips para elegir el vibrador perfecto:

     

    1. Preguntarte… ¿Para qué lo quieres? A lo mejor piensas que es una pregunta tonta, pero es fundamental saberlo, esto es ¿Lo usarás en pareja o sola? Hay infinidad de formas, tipos y usos, algunos están diseñados especialmente para hacerte gozar a solas y otros para jugar con tu pareja. Yo te recomiendo que compres los dos, ya que son experiencias totalmente diferentes. ¡Ja!

     

    2. Aquí viene la clásica pregunta al momento de decidirte a comprar un vibrador, ¿Qué tipo de estimulación estás buscando? Es importante saberlo, porque hay algunos especialmente enfocados en estimular tu punto G, otros que se centran en el clítoris, o algunos que dan estimulación anal y si eres de las que busca todo en uno existen los vibradores llamados multiorgásmicos que te harán disfrutar aún más.

     

    3. Al momento de decidirte por uno, es muy importante que compres un vibrador que sea visualmente atractivo, agradable a la vista, esto es que no sólo te guste, sino que te encante, ya que se convertirá en tu nuevo amante. Checa bien todos los modelos, ya que existen miles de formas, tamaños y colores que pueden llenar tus expectativas… y algo más.

     

    4. El tamaño importa… ¡y mucho! Y es que en este caso, el tamaño y también el diseño del vibrador sí importa, debes sentirte cómoda con él, sin que te moleste y/o también puede ser lo suficientemente discreto como para poder llevarlo a dónde tú quieras, ya que la idea es que se convierta en tu acompañante inseparable.

     

    5. Que la fuerza te acompañe… Generalmente los vibradores cuentan con distintas velocidades, para que lo adaptes a tu ritmo, cuando empiezas en esto es muy común utilizar las velocidades más bajas, pero éstas irán subiendo de acuerdo a tus nuevas necesidades, así que piensa en el futuro y no tomes decisiones a la ligera…

     

    6. Checa el volumen, y es que hay unos que hacen un poco de ruido y otros que no tanto, esto es importarte tomarlo en cuenta, sobretodo si piensas usarlos en lugares públicos, a menos que la que haga más “ruido” seas tú.

     

    7. ¿De que están hechos? Como bien sabes, los vibradores pueden estar hechos de distintos materiales por lo que es importante decidirte por uno, ya que esta decisión tendrá una gran influencia en cómo lo sentirás: ¿te gusta algo firme y duro, o prefieres algo más flexible que pueda doblarse incluso?¿te gustaría sentirlo calentito…o frío? ¿te gustaría un tacto como de piel de verdad? Las opciones son muchas –todas recomendables- ya sean de silicón, de jelly, de plástico, de látex, de cerámica  y/o de metal.

     

    8. Una relación duradera: un buen vibrador es como un buen amante –incluso mejor- por eso te recomiendo que a la hora de decidirte por uno, pienses siempre a largo plazo y que gastes en uno que sea de tu agrado, pero sobretodo de buena calidad… Acuérdate que lo barato luego sale caro.

     

    9. ¿Cuánto te va a costar? Pues bien, existen vibradores de todos precios, por lo que encontrarás de todo en el catálogo de Erotika Love Store, el chiste aquí es comprar uno que se ajuste a tus finanzas y por supuesto a tus gustos… Aunque yo la verdad es que prefiero ahorrar un poquito –y hasta comer menos- y comprarme uno más caro, además de flaca estarás mucho, pero muuuuucho más contenta.

     

    10. Una vez que te animes a comprar uno –o varios- , ten claras estas cuatro reglas: utiliza siempre un lubricante para comodidad y evitar rozaduras; lava con jabón neutro o limpiador especial todos tus juguetes, guárdalos en su caja o en una bolsa de tela y mantenlos libres de polvo; nunca emplees el mismo juguete para diferentes orificios. Si algo no te está gustando o te produce incomodidad, interrumpe el juego. Respeta tus límites. Se trata de pasarla bien. Y por último, infórmate bien, eso da más seguridad. Ahora sí, ¡que comience el juego!

     

    Continuar leyendo
  2. JUEGOS ERÓTICOS

    Es un hecho que los juegos eróticos son ideales para no caer en la rutina, la idea aquí es abrirse completamente con tu pareja, esto es tener la confianza necesaria para confesarle tus más íntimas fantasías sexuales y hacerlas realidad, claro que para esto es indispensable contar con una buena selección de juguetes eróticos y mucha –pero mucha- imaginación.

     

    A continuación, 8 juegos eróticos para vivir con tu pareja, una noche de lo más excitante que te puedas imaginar

     

    1.¿Atar o que te aten?... Esa es la cuestión

    El hecho de dominar o ser dominada por tu pareja, puede resultar realmente excitante y más hoy en día, gracias al éxito comercial de Las Cincuenta Sombras de Grey, ya que el S & M dejo de ser un tema tabú y se volvió

    -por decirlo de alguna manera- en algo más “aceptable” por la sociedad, por lo que es el momento perfecto para experimentar con tu pareja una buena variedad de juegos sadomasoquistas, en Erotika puedes encontrar una línea de productos hasta con el mismo nombre de las Sombras de Grey, la cual es perfecta para vivir emociones fuertes, desde inmovilizar a tu pareja con ayuda de unas correas o bien esposarlo, hasta vendarle los ojos y experimentar con pezoneras, aquí el único límite es tu imaginación.

     

    2. Disfrázate… aunque no sea Halloween

    Partiendo de que el erotismo surge de la imaginación, nada mejor que un buen disfraz para subir la temperatura corporal y es que muchas veces puedes hacer que un disfraz ¡obviamente sexy! despierte la excitación de tu pareja y esto se traduzca en un momento por demás especial.

    La idea aquí es saciar esas fantasías eróticas y llevarlas hasta sus últimas consecuencias por lo que te recomiendo que te desvistas lentamente y siempre trates de quedarte con algún accesorio del disfraz, esto hará que la imaginación no se detenga en ningún momento.

     

    3. Sexo anal… O entrar por la puerta trasera

    Se que en un principio esto puede sonar un tanto difícil –sobretodo para aquellos hombres heterosexuales con mentes cerradas- pero una vez que lo prueben no van a parar de hacerlo y les doy mi palabra, lo cierto es que para iniciarse en el sexo anal, hay que ir de poquito en poquito, lo que yo recomiendo –y mucho- son los kits de Anal Fantasy, ya que se trata de un kit de entrenamiento que les permitirá experimentar con varios accesorios de manera gradual y progresiva… Estos son perfectos tanto para la mujer como para el hombre, así que atrévanse a vivir nuevas experiencias.

     

    4. Moteles de paso… para no terminar en el asiento de atrás del auto.

    Hoy en día existen varios moteles diseñados especialmente para que pases una noche verdaderamente inolvidable y es que además de contar con las necesidades básicas, este tipo, estos moteles del “amor” te ofrecen una serie de amenidades verdaderamente divertidas como: alberca, jacuzzi, sauna, vapor, camas vibradoras, sillón de posiciones, regaderas con cancel transparente y hasta tubo, para el table dance… Nada mal ¿no?

    Pero eso si, vayan preparados con una buena selección de aceites de masaje, aceites afrodisíacos, cremas estimulantes y demás, para aprovechar esta experiencia al máximo.

     

    5. Vidas privadas… vicios públicos

    La idea de tener sexo en un lugar público y ser pillado en el acto, es algo que puede excitar y mucho; y es que al final del día todos tenemos algo de exhibicionistas, por lo que esto puede ser la opción ideal para ti y tu pareja.

    El chiste aquí es escoger una locación perfecta, ya sea una playa que parezca desierta, el baño de un avión o de una fiesta o hasta un antro, eso si, hay que ser discretos… ¡aunque no tanto!

    Y si, en estos casos no se olviden de llevar a la mano -por lo menos- un condón y lubricante personal, para no detenerse en pleno acto.

     

    6. Ve a un club de swingers… Amor entre dos, sexo entre tres o cuatro o… más

    La idea de tener sexo con otra persona con el permiso de tu pareja y frente a ella no es algo recomendable para todo el mundo, lo cierto es que hay que dejar muy claro que una cosa es el sexo y otra muy distinta el amor y es por eso que los swingers no se confunden ya que sus reglas son muy claras y hay que seguirlas al pie de la letra, primero se trata de un “intercambio” estrictamente sexual, segundo: siempre  -y esto es siempre- utilizar condón y tercero: estar con tu pareja todo el tiempo, si por algo deciden intercambiar parejas, esto debe de ser en un lugar donde ambos se puedan ver y eso si, al acabar el “intercambio” no hay que preguntar datos personales, ni siquiera pedirles sus nombres para seguirlos en twitter o face, lo único que se comparte aquí son las fantasías sexuales. Una buena manera de iniciarse en esto, es ir a un club de swingers de vouyeristas, ya si luego se animan a ir una segunda vez, ya están más que listos para participar en la acción.

     

    7. Lleva el control de tu relación… ¡A todas partes!

    Piensa esto, sales a la calle con el vibrador puesto y además le das a tu pareja el control del mismo… Ja!

    El chiste aquí es estar en una fiesta –o donde se te ocurra- y que tu pareja active las velocidades del vibrador a su antojo.

    En este caso es recomendable llevar un vibrador discreto y fácil de transportar y tratar de no gemir, ni gritar… ¡Y conste que dije tratar eh!

     

    8. Pónganse a vibrar… Placer simultaneo para los dos

    Masturbarte con un vibrador es un acto íntimo… ¿Pero por qué no hacerlo con tu pareja? Es hora de sacar esos vibradores del closet y utilizarlos enfrente de tu pareja, Para mi la sola idea de que me vean masturbarme es por demás fascinante… Aunque después de unos momentos lo más recomendable es que ambos participen en el acto, por lo que yo les recomiendo que ambos saquen sus vibradores favoritos y utilizarlos en pareja… Y aquí les voy a dar un tip a las parejas heterosexuales y eso es que se compren el We-Vibe, uno de los pocos vibradores que existen en el mercado que se puede utilizar durante la penetración, este permite la estimulación externa e interna de las zonas íntimas de la mujer, haciendo vibrar la zona de clítoris y del punto G a la vez sin obstacularizar la entrada del pene en la vagina… Este vibrador doble combinado con la penetración produce unas sensaciones imposibles de explicarDe nada.

    Continuar leyendo
  3. Los 5 momentos sexuales más embarazosos que seguramente te han pasado

    Ahh… El sexo, ese mágico encuentro entre una pareja que se ama y/o se desea cabrón, muchas veces se trata de un sueño –casi siempre mojado- hecho realidad, un momento inolvidable, de esos que se recordarán para toda la vida.

    Pero… ¿Qué pasa cuando no todo es perfecto y color de rosa?

    Y es que siempre que se habla del “acto” se cuentan las puras cosas buenas, esas historias que están llenas de excitación y placer, que te hacen vibrar y ponerte cachondo con sólo escucharlas, pero la neta es que la mayoría de las personas en estas conversaciones parecen “olvidar” todos esos momentos embarazosos que han arruinado por completo la pasión en pleno acto sexual.

     

    ¿Tú padeces de Alzheimer sexual?

     

    Si es así, no te preocupes ya que aquí te recordaremos, todos esos momentos embarazosos que a todos nos han pasado durante el sexo.

    Ya que todas las personas con una vida sexual medianamente activa han enfrentado algunas de estas amargas pero a la vez graciosas situaciones que  aunque son verdaderamente vergonzosas, también resultan sumamente divertidas, esto es, si las tomas con un poco –o a veces bastante- sentido del humor.

    1)     Esos escandalosos e incontrolables pedos vaginales: Sí no tienes idea de lo que estamos hablando, ¡ahí te va! Los pedos, flatulencias o gases vaginales son de lo más normal del mundo, se trata de un sonido incontrolable que sale de la vagina a causa del cambio constante de posiciones, esto hace que entre aire a la zona vaginal, ¡y obvio! llega un momento en que ese aire tiene que salir… y ¡Pum! aunque no tiene olor, suena igualito a un pedo… Ahh y bueno, aquí también podemos incluir a los pedos comunes y corrientes, de hecho mucho más corrientes que comunes.

    2)     A veces el sexo sucio puede ponerse muuuuuuuy sucio: Ok ya decidiste tener sexo anal y de repente ¡Oh sorpresa! El pene sale con rastros de tu desayuno… ¡Gulp! Procura lavarte siempre antes del sexo anal -tanto el pene como el ano- para esto hay que utilizar un buen jabón para el área genital y eso sí, evitar usar esos jabones perfumados, que aunque huelan delicioso, pueden llegar a resecar el área y propiciar infecciones, lo mejor en este caso es tener una mejor preparación previa al acto, lo que significa el uso de enemas y duchas anales.

    3)     Caerte de la cama… ¿Y ponerte a llorar? No, no es para tanto, pero es algo bastante común… Imagínate que estás en plena acción y la cosa cada vez se pone mucho ¡pero mucho! más intensa, esto hace que no midas el espacio de la cama, digo… ¿quién tiene tiempo de medirlo en ese momento, verdad?  Y pues terminas rodando hacia el piso, la neta es que no te puedes imaginar lo chistoso que es esto, sobretodo cuando tienes unas copas de más, ya que estás mucho más simple y del dolor no te acuerdas hasta el día siguiente cuando como por acto de magia aparece un gran moretón. puerta de bogan-como te!e repente en lugar de entrar por l puerta de salida entra por la puerta de emergencia !facturar $30,000

    4)     No… ¡Por ahí no!:  ¿Te ha pasado que ambos están prendidísimos de lo más cachondos del mundo, a punto de la penetración, pero el güey o tú –cualquiera que sea el caso- se equivoca de hoyito? Y es que justo sientes como él se va alejando poco a poco de la puerta de entrada y se va –como gorda en tobogán- por la puerta de emergencia, y lo peor ¡sin lubricante! Ja… ¿Pues qué te puedo yo decir? Mmm… Nada absolutamente nada, únicamente recordarte que uses siempre un lubricante, ya que más vale prevenir que lamentar.

    5)     Accidentes sexuales: De estos hay muchos desde que se te rompa el condón –que nadie quiere tener una enfermedad de transmisión sexual o una sorpresa en 9 meses- hasta esos malditos calambres que  te dejan inmóvil y gritando de dolor acabando con la excitación del momento.

    Continuar leyendo
  4. Para celebrar el Pride

    Existe una leyenda urbana de que las películas gay son muy malas y la verdad es que hay tantas tan, pero tan malas que a veces resulta difícil refutar este punto, lo cierto es que si le rascas te puedes encontrar con unas verdaderas joyas de cine gay, de hecho aquí le rascamos y nos encontramos un buen número de películas que valen mucho la pena, de hecho son 100 películas –para ser exactos- que cualquier gay que se respete tiene que ver.

    • 1) La ley del deseo (1987)
    • 2) Todo sobre mi madre (1999)
    • 3) Vaquero de medianoche (1969)
    • 4) Carol (2015)
    • 5) Orlando (1992)
    • 6) The Crying Game (1992)
    • 7) My Own Private Idaho (1991)
    • 8) La vida de Adele (2013)
    • 9) Los amores imaginarios (2010)
    • 10) Beginners (2010)
    • 11) Caravaggio (1986)
    • 12) Mulholland Dr (2001)
    • 13) Tangerine (2015)
    • 14) Maurice (1987)
    • 15) Contracorriente (2009)
    • 16) King Cobra (2016)
    • 17) Wilde (1997)
    • 18) My Summer of Love (2004)
    • 19) La mala educación (2004)
    • 20) High Art  (1998)
    • 21) No se lo digas a nadie (1998)
    • 22) Shortbus, la última parada (2006)
    • 23) Muerte en Venecia (1971)
    • 24) Gods and Monsters (1998)
    • 25) The Celluloid Closet (1995)
    • 26) Torch Song Trilogy (1988)
    • 27) Monster (2003)
    • 28) Heavenly Creatures (1994)
    • 29) Las aventuras de Priscilla, la reina del desierto (1994)
    • 30) Extraño en el lago (2013)
    • 31) Transamerica (2005)
    • 32) Glen or Glenda (1953)
    • 33) Tarde de perros (1975)
    • 34) Cruising (1980)
    • 35) Mi vida en rosa (1997)
    • 36) Los chicos no lloran (1999)
    • 37) Bound (1996)
    • 38) Mysterious Skin (2004)
    • 39) A Single Man (2009)
    • 40) Jeffrey  (1995)
    • 41) Querelle (1982)
    • 42) Mi nombre es Harvey Milk (2008)
    • 43) Los amantes pasajeros (2013)
    • 44) Secreto en la montaña (2005)
    • 45) La jaula de las locas (1978)
    • 46) Free Fall (2013)
    • 47) Philadelphia (1993)
    • 48) Bent (1997)
    • 49) To Wong Foo, Thanks for Everything! Julie Newmar (1995)
    • 50) A Home at the End of the World (2004)
    • 51) The Wedding Banquet (1993)
    • 52) Longtime Companion (1989)
    • 53) Cabaret (1972)
    • 54) I Love You Phillip Morris (2009)
    • 55) The Hours (2002)
    • 56) The Kids Are All Right (2010)
    • 57) The Object of my Affection (1998)
    • 58) Te prometo anarquía (2015)
    • 59) El Talentoso Mr Ripley (1999)
    • 60) Antes que anochezca (2001)
    • 61) Love Is The Devil (1998)
    • 62) Pride, orgullo y esperanza (2014)
    • 63) Kika (1993)
    • 64) Quemar las naves (2007)
    • 65) American Beauty (1999)
    • 66) Some Like it Hot (1959)
    • 67) El lugar sin límites (1978)
    • 68) Hedwig and the Angry Inch (2001)
    • 69) El callejón de los milagros (1994)
    • 70) My Beautiful Laundrette (1985)
    • 71) La otra familia (2011)
    • 72) But I´m a Cheerleader (1999)
    • 73) Teorema (1968)
    • 74) Fellini: Satyricon (1969)
    • 75) Fresa y Chocolate (1994)
    • 76) Madonna: Truth or Dare (1991)
    • 77) The Neon Demon (2016)
    • 78) Tres mujeres en la hoguera (1979)
    • 79) In & Out (1997)
    • 80) Todo el mundo tiene a alguien menos yo (2012)
    • 81) Quebranto (2013)
    • 82) Y tú mamá también (2001)
    • 83) La boda de mi mejor amigo (1997)
    • 84) Entre tinieblas (1983)
    • 85) Chasing Amy (1997)
    • 86) Plata quemada (2000)
    • 87) Pink Flamingos (1992)
    • 88) Silkwood (1993)
    • 89) Happy Together (1997)
    • 90) Tomates verdes fritos (1991)
    • 91) Moonlight (2016)
    • 92) Basic Instinc (1992)
    • 93) La chica danesa (2015)
    • 94) Carmín Tropical (2014)
    • 95) Eisenstein en Guanajuato (2015)
    • 96) Other People (2016)
    • 97) Tom en el granero (2013)
    • 98) De repente el último verano (1959)
    • 99) Freeheld (2015)
    • 100) Tacones lejanos (1993)
    Continuar leyendo
  5. TEST

    Señales para descubrir si eres adicto al sexo

     

    Antes de empezar, creo que es importante aclarar que a todos –o bueno, a la gran mayoría de nosotros- nos gusta el sexo, ¿qué digo nos gusta?… ¡Nos encanta!

    ¿Pero cómo identificar cuando nuestro gusto se convierte en una patología?

    Por esto, hay que dejar en claro que: Una cosa es disfrutar –y mucho- del sexo y otra muy diferente, que confundamos nuestra gozadera con una adicción.

    ¿Cuándo mucho se convierte en demasiado? ¿Qué tanto es tantito? ¿Qué es lo “normal” y que lo “anormal”?

    Con estas dudas en mente, creo importante recalcar que la adicción sexual, también llamada dependencia sexual, hipersexualidad, ninfomanía -en mujeres-, satiriasis -en hombres-, comportamiento sexual compulsivo o compulsividad sexual, se refiere al fenómeno en el que los individuos son incapaces de controlar su comportamiento sexual.

     

    ¿Crees ser uno de ellos?


    Te invitamos a hacer este test y que lo descubras por ti mismo. ¿Empezamos?

     

          1)    ¿Piensas en sexo las 24 horas del día o bueno, 20 horas al día?

          2)    ¿Llevas una doble vida?

          3)    ¿Tus deseos y/o fantasías te han llevado a tener relaciones sexuales en lugares o con personas que normalmente no escogerías por nada del                     mundo?

          4)    ¿Te pasas varias horas en tu computadora viendo pornografía al grado de poner en riesgo no sólo tus relaciones, sino también tu trabajo?

          5)    ¿Te la pasas tomándote selfies con poca ropa o desnudo(a)?

          6)    ¿Un 80% de tus conversaciones por Whatsapp son puro sexting?

          7)    ¿Piensas que es aburrido tener relaciones sexuales siempre con la misma pareja ?

          8)    ¿Sientes remordimiento, vergüenza o culpa después de un encuentro de sexo casual fortuito e insignificante, sobretodo si la persona en cuestión                después del acto te causa repele?

          9)    ¿Tus prácticas sexuales te han causado problemas legales?

        10) ¿Te la vives ligando en lugares extraños?

        11)¿Tus actividades sexuales implican coacción, violencia, o la posibilidad de contraer enfermedades venéreas?

        12)¿Después de tener sexo casual con alguien que no resulta –para nada- de tu agrado tienes pensamientos suicidas?

        13) ¿Te masturbas más de la cuenta?... ¿Lo haces en lugares públicos como oficina, baños, coche o hasta transporte público?

        14) ¿Ya perdiste la cuenta del numero de parejas sexuales que has tenido?

        15) ¿El dinero de tu quincena se va en moteles, prostitutas, escorts, condones y demás?

        16) ¿Ya te canso este test, por lo que prefieres dejarlo y en su lugar masturbarte o ver pornografía?

        17) ¿Haz padecido -por lo menos una vez en tu vida- una enfermedad venérea?

        18) ¿Te duelen tus genitales de tocarte una y otra vez, de manera constante?

        19) ¿No recuerdas –ni siquiera vagamente- los nombres de tus últimas 5 parejas sexuales?

        20) ¿Todos tus sueños –hasta tus pesadillas- son mojadas?

     

    Si contestaste si…

     

    1)    Entre 0 y 5 preguntas:

    Eres bastante aburrido(a), por lo que te recomendamos agregarle un poco de aventura a tu vida sexual, es hora de probar nuevas cosas tanto solo(a) como acompañado(a)… De entrada te haría muuuy bien visitar una sex shop.

     

    2)    Entre 6 y 10 preguntas:

    Llevas una vida sexual activa y divertida, te gusta la aventura y siempre estás dispuesto a probar nuevas cosas, por lo que te recomendamos que te inicies –si no es que ya lo haz hecho en el bondage o con los juguetes anales –con tu pareja, obviamente- o bien decídete tener relaciones en un lugar público, ya sea en la playa, un parque o un elevador… ¡Te vas a divertir!

     

    3)    Entre 11 y 15 preguntas

    Ok, no eres un adicto al sexo, pero estás a punto de convertirte en uno, así que te recomendamos seguir haciendo lo que estás haciendo, que al parecer lo estás haciendo muy bien, pero sin pasarte de la raya… ¿Estamos?

     

    4)    Entre 16 y 20 preguntas:

    ¿A ver cómo te digo que…? Hmmm… ¡Al chile! Eres un adicto sexual, por lo que te recomendamos dejar de hacer este tipo de test y pedir ayuda profesional… ¡Lo antes posible!

    Continuar leyendo
  6. DESCUBRE LOS PLACERES DE LA LENGUA

    El poder de las palabras es inmenso y tú vas a sentirlo en cada poro de tu piel cuando hagas de estos libros tu lectura de cabecera.

    Recuerdo perfectamente mis primeras lecturas eróticas, las descubrí, de hecho, por casualidad con una historia de vampiros, o mejor dicho, de una vampira: Carmilla. Una lectura adolescente obligada. Era la primera vez que me encontraba ante una narración en la que los sudores, estupores y respiraciones entrecortadas sucedían de una forma que no pude evitar lo inevitable, me excité. Sin embargo, se suponía que yo estaba leyendo sobre una vampira y si a eso le aumentamos que estamos hablando de un libro de 1872, comprenderás que las aventuras sexuales de esta vampira de orientación homosexual pronto se quedaron cortas. Después vendrían Las batallas en el desiertoLas crónicas vampíricas (sus pasajes eróticos son un deleite), Las once mil vergasJustineLa insoportable levedad del ser y otras más que ahora enlisto más abajo.

     

    Fue con los libros que pude vivir experiencias eróticas, aun cuando no tenía ni con quién recrearlas. Recuerda que no por nada los especialistas dicen que el órgano sexual por excelencia es el cerebro y como encargado de regular cada una de nuestras sensaciones, ya me dirás tú si no quieres estimularlo para que te regale más y más placer.


    4 motivos para hacer de los libros tus mejores fetiches 

     

    Aquí te dejo razones de sobra para que consideres salir en este preciso instante a comprar un par de libros, es más, te la voy a poner más fácil, algunos de ellos los puedes comprar en línea:

    1. Estimulan tu imaginación, te facilitan soltar la mente, te dan ideas de cosas que tal vez jamás se te hubieran ocurrido. Tú no tienes que hacer mucho, los escenarios están trazados para que tú sólo los disfrutes.
    2. También dan pie a que le propongas nuevas cosas a tu pareja.
    3. Te ayudan a descubrir lo que te excita (y lo que no también).
    4. Todo lo que te provocan se queda en tu mente, por lo mismo, no hay cabida para la pena, los prejuicios, las prohibiciones…

     

    El erotismo de las palabras

     

    Estas historias las puedes leer sol@ o acompañad@, ¿qué se te antoja más?

     En brazos de la mujer madura, de Stephen Vizinczey
    Delta de Venus, de Anaïs Nin
    Las edades de Lulú, de Almudena Grandes
    La insoportable levedad del ser, de Milán Kundera
    Juliette o el vicio ampliamente recompensado, del Marqués de Sade
    Pajaritos, de Anaïs Nin
    Trópico de Cáncer, de Henry Miller
    Los cuadernos de Don Rigoberto, de Mario Vargas Llosa
    El rapto de la bella durmiente, de Anne Rice
    Diario de una ninfómana, de Valérie Tasso
    Madame Bovary, de Gustave Flaubert
    El Amante, de Marguerite Duras
    Emmanuelle, de Emmanuelle Arsan
    Púrpura Profundo, de Mayra Montero
    La sociedad Juliette, de Sasha Grey


    LOS MÁS NUEVOS:
    La canción de Nora, de Erika Lust
    Cuentos de amor, de Junichiro Tanizaki
    En los jardines secretos de Mogador, de Alberto Ruy Sánchez
    Ardiendo, de Mimmi Kass. De esta autora también puedes buscar Radiografía del Deseo y Diagnóstico del Placer de su saga En cuerpo y Alma.

     

    Cabe aclarar que aunque no he leído todos, los incluyo porque me los han recomendado mucho y porque algunos de ellos ya están en mi mesita de lecturas pendientes, así como espero que a partir de ahora también estén en la tuya.


    Literatura erótica a través del tiempo

    El sitio web español https://www.apricots.es/ realizó una oportuna línea del tiempo de la literatura erótica, una muestra más de que siempre hemos sido seres erógenos. ¿Cuáles se te antojan para tu librero?

     

    Hojéalos, moja tus dedos con tu saliva y pasa las páginas como si estuvieras acariciando la piel de tu amante, a los pocos minutos sentirás un calor recorriendo tu entrepierna… Llegó el momento de dejarte llevar por el vaivén delicioso de la literatura erótica.

     

    Noticias, ilustraciones eróticas y más encontrarás en mis redes:
    Tw e Instagram: @labocacoqueta
    Tumblr: labocacoqueta

    Cuéntame cuál de estos libros leíste o cuál estás leyendo, compartamos fragmentos y hagamos que nuestros “times lines” se humedezcan un poco. No olvides arrobarme.

    ¡Hasta la próxima!

    Continuar leyendo
  7. 10 Películas eróticas

    Es un hecho que todos nosotros ¡si todos! somos voyeristas, unos –los menos-  ejercemos esta condición -por llamarla de alguna manera- viendo a otras parejas teniendo relaciones sexuales, mientras que otros –los más- lo hacen a través de su televisión, y no, no nos referimos a esas películas XXX, que usualmente vemos en fast forward, sin intención de seguirle la trama y llegar a la acción, sino más bien a las películas eróticas, esas que despiertan placeres ocultos y que te incitan a portarte mal, películas para ver con tu pareja y en casa… digo ¿qué necesidad de ir a una sala de cine a comer palomitas y “exponerte” con otras personas si no eres exhibicionista?

    Shame

    Michael Fassbender, interpreta aquí a un hombre obsesionado –pero obsesionado- con el sexo, ya que en su casa consume porno de manera compulsiva, mientras que en las calles es un depredador sexual, pero esto cambia con la llegada de su hermana, una chica bastante trastornada… ¡Linda la familia!

     

    Lovelace: Garganta profunda

    Amanda Seyfried interpreta a Linda Lovelace, una actriz que se hizo famosa en los 70´s por protagonizar la película pornográfica: Garganta profunda, esta mujer que era un símbolo de apertura para toda una generación, acabo por convertirse en una mujer conservadora y activista a favor de los derechos de la mujer… Tipo Yuri pero con más chiste.

     

    Damage

    Que tu novia te engañe, está de la fregada pero que lo haga con tu propio padre no tiene madre… ¿O deberíamos de decir aquí que no tiene padre?

    Excelente película con grandes actores como: Jeremy Irons, Juliette Binoche, Miranda Richardson y Rupert Graves.

     

    Nymphomaniac 1 y 2

    Una película muuuuuuuuuy larga –dividida en dos partes- del aclamado y sobrevaluado director de origen danés Lars Von Trier, en donde Charlotte Gainsbourg interpreta a una ninfómana que se dedica a contar sus experiencias a Stellan Skarsgård, un solterón que se la encuentra herida en la mitad de la calle, para unos esta película resulta muy gráfica, mientras que para otros muy aburrida

     

    Bruna Surfistinha

    Película basada en la vida real de Raquel Pacheco, mejor conocida como Bruna Surfistinha, una chica brasileña que abandona a su familia adoptiva para convertirse en modelo, prostituta y actriz porno y que decide documentar toda su vida en un blog, mismo que se popularizó entre los internautas, alcanzando miles y miles de visitas mensuales a la web… Onda Yuya pero porno. Para mayor información BrunaSurfistinha.com

     

    Cincuenta sombras de Grey

    Cinta basada en el best seller que –según esto- cambio las costumbres de las mujeres respecto al sexo, ya que a partir de su éxito, las mujeres –sobretodo madres y amas de casa- hablaron con menos tabú del sexo y muchas parejas se iniciaron en el bondage, lo cierto es que como suele suceder en estos casos el libro es mucho –pero mucho- mejor que la película.

     

    Hagamos una orgía

    Cassie, una escritora que tiene una columna en una revista en la que se tratan temas relacionados con la sexualidad, regresa a su pueblo natal -debido a la muerte de su madre- una vez ahí y tras una serie de circunstancias un tanto bizarras, organiza una orgía con sus amigos de la infancia y uno que otro vecino ¿El resultado? Más cómico, que sexual.

     

    Ojos bien cerrados

    Tom Cruise es un médico cuya vida cambia tras una extraña fiesta y una revelación por parte de su esposa -tanto en la ficción como en ese entonces en la realidad- una Nicole Kidman, sin botox y muy sensual, quien le asegura que pudo abandonarlo por disfrutar una noche de placer al lado de un desconocido, por lo que él sale a deambular por las calles de Nueva York, en donde descubre una infinidad de vivencias sexuales de sus habitantes.

     

    Crónicas sexuales de una familia francesa

    Un chico es sorprendido masturbándose en su clase, por lo que su madre decide tomar cartas en el asunto y le pide a su familia que se explaye en el tema, y es así como sus hermanos exploran nuevos amores, su abuelo viudo se engancha con una prostituta, mientras que la madre y su marido intentan romper sus monótonas rutinas… Mucho sexo y poca trama.

     

    Criaturas salvajes

    Cuando todo parecía indicar que Matt Dillon había abusado de dos estudiantes

    –Denise Richards y Neve Campbell– las autoridades descubren que todo fue un engaño, sin embargo los tres involucrados celebran su “victoria” con un intenso ménage à trois, todo un acto que un sargento interpretado por Kevin Bacon –con todo y su desnudo frontal- está a punto de descubrir.

     

     Asi que si tu plan para este fin de semana es quedarte en tu casa con tu amorcito, no dejes de ver alguna de estas para calentar motores...

    ¿Cuáles otras películas has visto en netflix que nos recomiendes ver?

    Continuar leyendo
  8. El arte de tocarte

    ¿Es necesario todavía entrar en el debate de si el autoerotismo es bueno o malo?

    Yo diría que no, que a estas alturas todos deberíamos saberlo, pero como las cosas no siempre son lo que deberían ser, aún tenemos que defenderla un poco. Y qué mejor que una buena práctica de campo para aclararte las ideas, así que…
     
     
    Despeja tu cabeza



    Viéndome un poco técnica te diré que el autoerotismo no es otra cosa que “una instrucción o preparación” para conocer nuestro cuerpo, digamos que es como nuestra escuela, para que aprendas a enriquecer tus experiencias placenteras, solos o acompañados. Hacer el amor contigo mismo, digámoslo así, no es anti natural, al contrario, es tan natural como comer o dormir y es algo que los humanos hemos hecho desde hace miles de años y nadie se ha muerto por ello, bueno, sólo por pequeños intervalos de tiempo cuando llega La muerte chiquita. Resuelto el debate pasamos a lo que realmente importa, cómo hacerlo bien…
    5 reglas importantes

    1. No te apenes. Obsérvate en un espejo para que aprendas a tocarte, acariciarte y conocer todas tus reacciones o sensaciones cuando tocas aquí o allá. Hacerlo frente al espejo es una experiencia riquísima, verte a ti mismo acariciándote, gozando de tu propio erotismo es también una estimulación visual que ayuda a aumentar el placer y, por lo tanto, la llegada al orgasmo. Saber lo que te gusta y cómo son conocimientos básicos que todos debemos dominar.
    2. Libera tus manos de tus ataduras mentales y déjalas que actúen por voluntad propia, créeme, ellas saben muy bien qué hacer, sólo es cuestión de que les quites el freno. No pienses tanto, más bien siente mucho. Ojo aquí, no es que no necesitamos a nuestro cerebro, al contrario, lo necesitamos para imaginar, para fantasear, pero no para que cuestionarte si estás haciendo bien o mal. Si dejas que tus pensamientos se vayan por ese camino, es muy probable que no logres excitarte o que pierdas la excitación. Déjate llevar y haz lo que tu cuerpo e imaginación te vaya pidiendo.
    3. Explora todo tu cuerpo, tiene muchas fuentes de placer y, en el caso de las mujeres, el placer no sólo se concentra en el clítoris, zonas como los pechos, el abdomen, los glúteos, etc., son también muy sensibles a la estimulación.
    4. Descubre nuevas sensaciones, no sólo con los dedos puedes obtener placer, mastúrbate con la almohada, las cobijas, con vibradores, dildos, con el chorro de agua de la tina de baño… Hay muchas formas de explorar nuestros recovecos erógenos.
    5. Busca inspiración, es decir, hay quienes disfrutamos poniendo una película erótica o habrá quienes acompañen el momento con un poco de música. Y éstas son sólo por mencionar algo, puede ser cualquiera que haga que tu cerebro se desconecte de lo habitual y se entregue al mar de sensaciones del momento.

     
    La ruta hacia el placer


    
Ahora, el autoerotismo no debería tener como único fin el orgasmo, claro, es la meta, pero no te obsesiones, bastará con dos grados de obsesión para matar el placer del momento, eventualmente conocerás tan bien tus reacciones que podrás regalarte los mejores orgasmos, pero vamos por partes, el autoerotismo en una práctica que nos llevará a descubrir la infinidad de rutas que tiene el placer, estas son algunas de ellas:

    • Enciende el deseo, vaya, trabájate un poco. Aun cuando la cita sólo sea contigo, sedúcete, tú mejor que nadie sabe qué te gusta: pon música, lee un cuento erótico, ve fotos o  videos eróticos, piensa en alguien que te prenda, ambienta tu habitación, date una ducha con aromatizantes relajantes, unta aceite corporal afrodisíaco en todo tu cuerpo con movimientos suaves y muy muy sensuales.
    • Piensa en frases que te gustaría escuchar y dilas.
    • Recuéstate y visualiza cada parte de tu cuerpo en tu mente, visualízate experimentado placer en las zonas que prefieras (tu nuca, tus ojos, tu vientre, etc.) y luego ve a ellas. Abre los ojos y ahora haz real lo que acabas de imaginar.
    • Utiliza o ten a la mano un espejo grande, en el que puedas apreciar tu reflejo sin problema, utilízalo para disfrutar tu imagen, así como disfrutas viendo otros cuerpos en una película porno o erótica, o en la realidad, también date permiso de excitarte con tu propio reflejo. Con tus senos hinchados, con tu boca entreabierta, con tu lubricación mojando tu vulva… Y cuando estés ahí abre los pliegues de los labios vaginales, observa; palpa las distintas zonas y disfruta de cada sensación.
    • Puedes comenzar con palmaditas y movimientos de fricción ligeros sobre tu clítoris, tú dirigirás la velocidad y la fuerza con la que harás presión, haz movimientos circulares la velocidad que consideres más placentera. Experimenta.
    • Usa tus manos u otro objeto, como un vibrador, para estimular tus pezones, tu cuello o la parte interna de los muslos.
    • Las mejores posturas son: tumbada de espaldas con las piernas abiertas o sentada con las piernas abiertas, pero cambia de posición cuantas veces lo creas necesario, no importa si es boca abajo, boca arriba o de lado. ¡Hazlo!
    • Si lo quieres, introduce tus dedos en la vagina, ve lento al principio hasta que logres estar cómoda y después juega con el ritmo de tus penetraciones, pues a estas alturas ya deberías estar lo suficientemente lubricada. Algo básico para que sientas rico. También puedes tener a la mano un dildo, ver cómo lo introduces también te prenderá en el acto.
    • Finalmente, la excitación irá subiendo, es posible que el primer día, como dije, tu meta no sea el orgasmo, sino conocer y reconocer tus reacciones a tal o cual estímulo, pero si la excitación sube y llegas al orgasmo, libérate, no retengas. Aumenta la velocidad de tus movimientos, afloja el cuerpo, grita, déjate llevar  y, sobre todo, gózalo. Estás dándote placer, ¿qué puede tener de malo?

     
    *Es lo mismo pero no es igual”

    • Autoestimulación: consiste básicamente en la estimulación de los genitales con el fin de alcanzar el orgasmo.
    • Autoerotismo: se refiere no sólo a la estimulación de una zona, sino el autodescubrimiento de todas nuestras sensaciones sexuales, digamos que éste es más elaborado que la masturbación.

     
    Juega y goza con tu propio cuerpo.


    No olvides seguirme en mis redes sociales:
    Twitter e Instagram: @labocacoqueta
    Tumblr: labocacoqueta

    Continuar leyendo
  9. El Dirty Talk

    El Dirty Talk o bien hablar sucio en la cama –o donde sea que te agarre el acto sexual- es una práctica que puede activar -y mucho- tu vida sexual, y es que el simple hecho de escuchar palabras sucias y/o frases cargadas de sexo es algo que definitivamente pone cachondo a la mayoría.

     

    Pero… ¿Por donde empezar?

    Para los principiantes en el tema, lo más recomendable es ir paso a pasito, lo que significa que antes de hablar sucio, te sugerimos empezar con los sonidos, esto es emitir gemidos y/o gritos de placer, que de alguna manera reflejen que tu pareja en cuestión, está haciendo bien su chamba.

    Algo importante en este punto es dejarte ir y olvidarte –por completo- de tus vecinos y lo que estos vayan a pensar, así es que si al día siguiente, te los encuentras en el elevador y te ven con cara inquisitiva, apénate, pero por ellos y su escasa vida sexual.

    ¿Le seguimos?

    Es un hecho que todos –y esto es todos- amamos ser seducidos por medio del oído; es por esto precisamente que los gemidos, susurros y suspiros, no nada más nos prenden, sino que nos animan a tener un mejor desempeño durante el acto sexual. Una vez que ya tenemos dominado el arte del gemido –por llamarlo de alguna manera- podemos pasar a las palabras.

    El punto siguiente que hay que tomar en cuenta después de los sonidos, es empezar con frases básicas que sean naturales y no suenen para nada forzadas o fingidas. Por ejemplo: si tu pareja toca alguna parte de tu cuerpo que te guste, ¡díselo!

    Otra opción: Si estás dando sexo oral, puedes hacer una pausa y decirle “me encanta cómo sabes”, De antemano te decimos que es muy probable que en un principio te sientas un poco extrañ@, pero por lo mismo, es cosa de ir poco a poco, así que ármate de valor y exprésate, dile a tu pareja lo que quieras, lo que sientas, lo que quieras que te haga…

    Eso si, hay que tomar en cuenta que aunque se llame dirty talk, eso no significa que tienes que usar todo tipo de groserías, digo, no querrás sonar como un pelad@ cualquiera. ¿Y es que en ningún lugar está escrito que el dirty talk tiene que ser vulgar o si? Hay que empezar con frases simples -y al oído- y de ahí aumentar la intensidad de las palabras, mi recomendación para esto es iniciar siempre con palabras dulces y de ahí seguirte con palabras más fuertes. ¿Estamos?

    Muchos me dicen… Lo quiero hacer pero no sé qué decir, si este es tu caso: Descríbele a tu pareja lo que quieres que te haga, eso que has imaginado a solas en tu habitación, todo lo que hace sentir bien a tu cuerpo, el dirty talk es poder expresar tus fantasías en voz alta, eso que te gusta que te haga, no olvides que el tono de tu voz tiene que ser sensual…

    Ahh y a todo esto, es muy importante el contacto visual. Por último, no te olvides de que una cosa es decir una sarta de palabrotas dentro de la habitación y otra cosa fuera, por eso mismo hay que saber separar el juego de la realidad, y es que una cosa es que te digan: “puta” en la intimidad y otra muy distinta que te lo digan después en cualquier lugar.

    Recuerda que lo importante del Dirty Talk es que ambos se sientan cómodos al expresar lo que quieran y obviamente, le den un toque más picante y excitante a su relación.

    Continuar leyendo
  10. Sabor a ti.

    Marida tu placer oral.

     ¿A qué sabe el sexo? Al sabor de cada persona con la que lo haces, a la historia que tienen en común… No con todos compartimos las mismas emociones, sensaciones, recuerdos… y, por supuesto, no todas las personas nos hacen sentir igual.   

    Aun así, haciendo de lado esta información, los labios y la lengua son de las zonas más erógenas del cuerpo. Sólo la lengua tiene más de 10,000 papilas gustativas, las cuales al ser estimuladas mandan la señal de placer al cerebro, lo cual quiere decir que al tener una buena sesión de “becerros”, y esto no me lo vas a negar, casi es inevitable que las cosas terminen en sexo.

    Es riquísimo cuando unos labios traviesos te exploran, cuando pasan de la boca al cuello, a los hombros, a los pezones… y terminan en la entrepierna… Pero, ¡alto!, esta vez no quiero hablar del sexo oral. Esta vez quiero enfocarme en el poder erótico del sentido del gusto, en la capacidad que tiene la lengua para provocarnos placer, ya sea degustando un platillo delicioso o el cuerpo de nuestra pareja.

     

    La boca erótica  

    No es que nuestro placer sexual dependa de un solo sentido, sin embargo, el cachondeo con la boca es riquísimo. ¿No te pasa que cuando estás frente a alguien que deseas hay un impulso que te lleva a sus labios? Quédate ahí un rato explorando cada centímetro de su boca, gozando la química de sus salivas. Luego de haber saciado tu urgencia por sus labios, poco a poco ve descubriendo la textura de su cuello, de sus hombros, después explora una zona menos común, por ejemplo, la parte interna del brazo. Tu lengua es sumamente flexible, así que imagina tooodo lo que puede hacer si se lo ordenas o si la dejas que actúe instintivamente.

     

    Sazona el sexo

     Otra forma de explorar el poder erótico de nuestra boca es haciendo lo mismo que haces a la hora de elegir tus alimentos, así como siempre estamos a la búsqueda de nuevos sabores, en el sexo esto no debe ser una excepción. Ve de compras para abastecer tu alacena sexual, súrtela de aceites comestibles o cosmética erótica, lubricantes, condones de sabores, alimentos afrodisíacos… Con todo aquello que quieras sazonar el sabor de tu pareja o el tuyo.    

     

    Trucos para dar unos lengüetazos ricos

    El mejor consejo que te puedo dar es prueba, prueba y no dejes de probar. En el sexo, como todo en la vida, sólo la práctica hace al maestro. Y aún cuando ya seas maestro (a), nunca dejas de aprender, por eso no des nada por sentado, es decir, si ya dominaste un movimiento ahora prueba otro. Una lengua bien educada siempre recurre a estos tres básicos:

     

    1. Lamidas suaves (con toda la lengua) o firmes (con la punta)
    2. Lamidas cortas o rápidas
    3. Movimientos circulares

     

    Todo esto sumado a otros movimientos que puedes hacer con tu boca, como succionar o salivar, más pensamientos o frases explícitamente sexuales, más la persona con la que lo estás haciendo dan como resultado una experiencia erótica única. Y recuerda que todo lo anterior es aplicable también para ti, porque el placer no sólo tiene que ser para uno de los dos, al contrario, entre más se placer se procuren uno a otro, la energía sexual de ambos y la conexión irá en aumento.

    Así que como dice la viñeta de esta semana después de imaginar cómo puedes empezar a saborear a tu pareja, ¿no me digas que no quieres bebértela a sorbos? Cuéntamelo en mis redes sociales:

     

    Twitter e Instagram: @labocacoqueta
    Tumblr: labocacoqueta

    Continuar leyendo
Close